https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El efecto dominó del nuevo Mestalla

Estado de las obras del nuevo estadio de Mestalla. /
Estado de las obras del nuevo estadio de Mestalla.

Para reiniciar las obras debe venderse Mestalla y la cesión de la zona comercial | Cinco empresas optan al terciario, que se elegirá dentro de quince días, mientras la cooperativa de viviendas se erigirá la semana que viene

P. C.Valencia

El Valencia CF quiere reiniciar las obras del nuevo estadio. Por fin. Diez años después. Pretende que los operarios accedan al coliseo en el primer semestre del año que viene. Pero esto será posible si antes ocurren dos cosas que efectuarán un efecto dominó que acabará con el recinto de Cortes Valencianas en marcha. Ahora las miradas están puestas en el vetusto Mestalla, con la venta de las parcelas que darían vida económica al club para acometer el siguiente desafío. ADU confía en la construcción de entre 350 y 370 viviendas. La cooperativa se constituirá a finales de la semana que viene o inicios de la siguiente. En este momento ya dispone de los reglamentos y se ha elegido el consejo rector. ADU tenía fijado para este martes que el 70 por ciento de los cooperativistas aportaran los 30.000 euros por casa para tener el suficiente poder adquisitivo para comprar el terreno de la avenida de Aragón. Pero, por ahora, la firma ha retrasado el anuncio.

El otro paso vital en el terreno de la avenida de Aragón es la zona comercial. Hay cinco empresas interesadas en la adquisición. Una de ellas se retiró y ahora ha vuelto a enfrascarse en el propósito de mercantilizar la zona terciaria. Tres de ellas son españolas y el resto internacionales, mientras que respecto a su especialidad, tres tienen un perfil inversor y las otras son operadoras.

ADU confía en la construcción de entre 350 y 370 viviendas.
ADU confía en la construcción de entre 350 y 370 viviendas.

La elección se producirá dentro de dos semanas. Una vez se haga oficial la empresa seleccionada, el Valencia tiene la opción de sancionarla. Deberá ofrecer garantías cruzadas tanto para el club blanquinegro como para la cooperativa de viviendas. Tendrá que asumir su parte del coste del suelo y garantizar cómo va a construir el terciario. Si todo se da según lo previsto, a principios de noviembre se hará la firma efectiva del contrato entre ADU y el Valencia para la venta de Mestalla, que conllevará la costosa demolición del mítico estadio y la posterior construcción de las viviendas.

En esta transacción –sería la operación inmobiliaria más potente en Valencia– el club blanquinegro recibiría una cantidad cercana a los 115 millones, con los que acometería la obra del nuevo estadio. Si finalmente se van cumpliendo los plazos y las obras se reinician en el primer semestre de 2020, el equipo podría trasladarse a su nueva morada para la temporada 2022/2023. El Ayuntamiento catalogó la actuación como prioritaria para agilizar su tramitación y todo parece indicar que se encuentra en los últimos trámites. Una vez se cuente con ella, la previsión del Valencia es que las obras duren en torno a los veinte meses.

Nuevo Mestalla