Las Provincias

fútbol | valencia cf

El duelo Kily y Vicente, modelo para la plantilla

Vicente y Kily, en un partido en Mestalla.
Vicente y Kily, en un partido en Mestalla. / DAMIÁN TORRES
  • Ayestarán, que no tolera la falta de exigencia en un jugador, dibuja un equipo en el que la competencia haga mejores a los futbolistas

  • El técnico, quien termina contrato el próximo 30 de mayo, considera que su idea de proyecto es la adecuada para las necesidades del Valencia

Pako Ayestarán ha trabajado en el Valencia durante las últimas semanas como si fuera a continuar en el club la temporada que viene. Los últimos ocho partidos no se los tomó como una fecha de caducidad. Terminó la campaña con una rueda de prensa tras el partido ante la Real Sociedad en la que se mostró como el hombre adecuado para el club de Mestalla. Entre la afición hay mucho ruido sobre la continuidad del vasco. Alboroto a favor y en contra. Da la sensación de que Meriton no se va a guiar por la petición popular sino que escuchará a su director deportivo, Jesús García Pitarch, que ya dijo que el vasco era su primera opción. La sensación con la que la expedición volvió de Singapur es que Ayestarán tiene muchísimas posibilidades para ser el futuro técnico del Valencia. El preparador tiene muy claro cuál es su modelo para un equipo que no puede pasar una temporada más fuera de una competición europea. Su éxito pasa por la implicación del colectivo. Un jugador sin compromiso no tendría cabida en el proyecto de Ayestarán. El vasco no tolera la inapetencia del profesional.

Equipo

Nivel parejo por puesto para incentivar la competencia

La idea de equipo que tiene Ayestarán sería contar con una plantilla en que la competencia por puesto fuera la tónica general para que el resultado de cada jugador sobre el césped fuera el máximo. El mejor ejemplo es el que en su día protagonizaron Vicente y el Kily González en el Valencia de Benítez. Dos futbolistas de un nivel altísimo que luchaban por el mismo puesto en la banda izquierda. Cuando uno de los dos estaba de sobresaliente, el otro se empleaba el doble para ocupar su lugar. Esa exigencia en la competencia hizo a los dos mejores jugadores y redundó en el beneficio colectivo. Ese es el estilo que quiere Ayestarán si es que es elegido finalmente como el entrenador del club de Mestalla. Por eso, en su ideal de proyecto está el de dos elementos parejos por puesto para que ninguno de los jugadores baje su nivel de exigencia.

Exigencia

Las pruebas físicas como muestra de implicación

La plantilla, antes de que la expedición partiera hacia Singapur, se sometió a unas pruebas físicas para cerrar la temporada. Ayestarán ha sido el número uno como preparador de plantillas para que rindan en su estado óptimo. Él fue el lugarteniente de Rafa Benítez en el Valencia del doblete. Los resultados de este tipo de pruebas cuando la competición ha terminado arrojan unos resultados que chivan cuál es el compromiso individual de cada jugador. Una buena guía para conocer el nivel que ha dado cada futbolista en el terreno de juego y su nivel de esfuerzo en la cancha. Ayestarán ya tiene todos los datos.

La exigencia en ningún caso va acompañada del encorsetamiento del plan de trabajo por mucho que esté estipulado. Para Ayestarán es clave saber dar zanahoria también en el momento en que el grupo ha respondido a las expectativas creadas en el inicio del plan de trabajo. Es una forma de equilibrar la carpeta de obligaciones.

Apoyo

Héroes del doblete creen que el vasco es el idóneo

Los futbolistas, en su inmensa mayoría, están a favor de la continuidad del actual entrenador. Pese a que los resultados no han sido los esperados en la recta final del campeonato -una vez lograda la salvación el equipo se dejó llevar- los jugadores consideran que Ayestarán ha inyectado en la plantilla los valores necesarios para recuperar el espíritu de equipo. El jugador más veterano y uno de los capitales de la plantilla, Javi Fuego, señaló a este periódico durante el viaje a Singapur que Ayestarán es la persona idónea para liderar al grupo desde el banquillo. Además, exvalencianistas como David Albelda, Cañizares o Palop apuntaron que el actual entrenador reúne los ingredientes para continuar.

El miedo

Algo necesario para que los jugadores resurjan

Ferguson tenía en el miedo la motivación necesaria para que los jugadores resurgieran en cualquier tipo de situaciones. Ese modelo es el mismo que busca Ayestarán, que durante su estancia en la Premier League se empapó de la forma de trabajar anglosajona. El técnico quiere futbolistas que sientan miedo como impulso para la motivación en el terreno de juego. Ayestarán termina contrato el próximo 30 de mayo, por lo que esta semana definitiva para que se tome una decisión sobre su continuidad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate