https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Los rivales del Valencia en Champions: Chelsea, Ajax y Lille

Los rivales del Valencia en Champions: Chelsea, Ajax y Lille
REUTERS

Los emparejamientos tienen una buena acogida en el vestuario blanquinegro, que se ve con serias opciones de alcanzar los octavos

Juan Carlos Valldecabres
JUAN CARLOS VALLDECABRESValencia

Un grande azotado por las circunstancias y venido a menos; un campeón de una liga agradable aunque semifinalista de la anterior Champions pero que como suele pasar en el fútbol actual no ha podido retener a sus figuras, y un equipo, el francés, que no aporta grandes nombres pero del que tampoco habrá que fiarse no vaya a ser que pase como el Young Boys el año pasado y la cosa termine en accidente desagradable. El Valencia, dentro de lo que cabe, puede estar feliz y contento por cómo se desarrolló en Mónaco el sorteo de la Liga de Campeones. El tercer proyecto de moqueta europea de Peter Lim pinta bien. Al menos igualado. No está nada mal para un año que en clave valencianista empieza con malestar general en sus intestinos. Por supuesto había equipos que nadie quería ver en pintura pero dentro de los que todo el mundo deseaba, Chelsea, Ajax y Lille son candidatos que se pueden considerar a día de hoy como adversarios que teóricamente son asequibles para que la formación de Marcelino no se descabalgue esta vez a las primeras de cambio. Los octavos de final, con premio en metálico incluido (9,5 millones de euros si se llega a jugarla), están más que nunca al alcance del Valencia. Por eso el sorteo fue bien acogido en el vestuario de la ciudad deportiva de Paterna, donde los jugadores y técnicos se enteraron de los emparejamientos poco antes del entrenamiento vespertino.

Que Rubén Uría, el segundo de Marcelino, por ejemplo, reconozca casi de inmediato abiertamente que es un «buen sorteo», anticipa que el Valencia es serio candidato a pelear por una de las dos plazas que dan acceso a la siguiente ronda europea. El año pasado, con Juventus varios peldaños por encima, sólo quedaba la opción de plantarle cara al Manchester United. Se consiguió hacer este último aspecto, aunque la pifia llegó de la manera más inesperada: contra un equipo suizo que jugaba, eso sí, en un campo de hierba artificial.

Ahora no hay excusas de césped. La Champions arranca dentro de 19 días y la papeleta la tiene el Valencia en su tejado a la hora de no repetir la dinámica que le llevó la temporada pasada a pasarse medio curso sin saber cómo ganarle a los rivales. La agitación interna que vive el Valencia y la incertidumbre del mercado de fichajes matizan eso sí el estado de forma con el que puede llegar el equipo al primer enfrentamiento. A pesar de todo esto y de la sensación general que hay en el cuerpo técnico que sin Rodrigo las aspiraciones se reducen considerablemente, el presidente de la entidad, Anil Murthy, quizás embriagado por el ambiente monegasco, hablaba anoche con descarada ambición de ampliar las metas propuestas. Marcelino tiene su propia opinión al respecto.

Todos tienen, no obstante, problemas de diferente calibre. El Chelsea, por ejemplo, tiene otro tipo de preocupaciones. Los ingleses, que dirige Frank Lampard que se ha estrenado en el banquillo, no pueden fichar hasta verano de 2020 por una sanción de la FIFA. No les ha quedado otra opción que renovar su plantilla con jugadores que tenía cedidos en otros equipos. Ni mucho menos tiene el potencial de otros años. Han perdido, de hecho, a dos referencias de la talla de Eden Hazard y el brasileño David Luiz, y eso les hace ser lógicamente menos temibles, aunque jugar en un escenario como Stamford Bridge tiene su morbo.

Los holandeses, por su parte, también se han dejado por el camino futbolistas que aumentaban sensiblemente su potencial. No es lo mismo un Ajax con De Ligt y Frenkie De Jong que sin ellos. Aún así, los holandeses siempre tienen la capacidad para reinventarse porque de siempre han sido clubes vendedores. La duda es si van a ser capaces de hacerlo en tan corto espacio de tiempo.

Vendedor también ha sido este verano el Lille. Tanto se habla del precio que puede tener Rodrigo en el mercado (60 millones) que produce cierta atención el hecho de que el equipo galo haya recaudado 80 millones por el extremo Nicolas Pepe, ahora en las filas del Arsenal.

No será la primera vez que el Valencia se las vea con estos rivales. Ahora, por cierto, ya con VAR de por medio. Con el Lille lo tiene a favor (le ganó tres partidos y empató otro); con el Ajax empató los dos partidos que disputó mientras que ha jugado y no conoce la victoria frente al Chelsea en los seis enfrentamientos previos, el último de ellos con Drogba como matarife. El Valencia pronosticó en sus balances el año pasado por lo bajo y este año puede ser más ambicioso. En teoría.

Losc Lille El subcampeón de la Ligue 1 llega mermado

Después de unas temporadas donde el Lille navegaba por la media tabla de la liga francesa, fueron capaces de armar un equipo repleto de jugadores jóvenes con una potencia física incomparable, incluso en una competición tan dura como la Ligue 1. El combinado galo ha visto como la mayoría de jugadores que lo llevaron hasta la segunda plaza se han marchado a otras ligas: Pépé fichó por el Arsenal por 80 millones y Leao, que sonó por el Valencia, recaló en el Milan. La plantilla se ha reforzado con jóvenes con calidad y potencia como Renato Sanches, Yusuf Yacici u Osimhen. El joven, de 23 años, Bamba permanecerá como uno de los extremos más desequilibrantes.

Chelsea FC Un proyecto sin fichajes y con mucha juventud

El Chelsea afronta un año complicado después de un verano donde las sanciones de la FIFA no le han permitido fichar. El proyecto está dirigido por un entrenador de la casa como Frank Lampard, que llega al club londinense con la esperanza de que sea capaz de apostar por los jugadores más jóvenes, tras los éxitos logrados la pasada campaña en el Derby County. Durante las primeras jornadas de la competición inglesa, el joven Mason Mount se ha destapado como el principal generador de juego del equipo, mientras que Kanté permanece como el pulmón de los 'blues'. El problema esencial del equipo es la falta de gol de sus delanteros.

Ajax Un semifinalista experto en juego de posición

El Ajax de Ámsterdam fue la cenicienta durante la pasada edición de las Champions. Con un fútbol vistoso y una ristra de jugadores jóvenes, los holandeses enamoraron al fútbol europeo. Sin embargo, pese a que mantienen el estilo de juego que los caracteriza, no han podido retener a muchas de sus estrellas y la plantilla se ha visto mermada. Los de Ámsterdam se han tenido que desprender de futbolistas como De Ligt o De Jong y de jugadores de banquillo como Kasper Dolberg. Los refuerzos tienen un nombre menor, a excepción de Promes, pero todavía cuenta con jóvenes de primer nivel, como Neres o Van de Beek, que pueden hacer temblar Mestalla.

Más sobre el Valencia en Champions