https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Denis Suárez y Alemany tendrán la oportunidad de resolver su enemistad

Denis Suárez y Alemany tendrán la oportunidad de resolver su enemistad

C. V.VALENCIA.

El sábado que viene Denis Suárez y Mateo Alemany podrán arreglar, si quieren, sus diferencias. Tiempo tienen por delante para pensar qué se dirán si por algún casual se cruzan en el túnel de vestuarios o en la zona mixta. Entre ambos estalló este verano una particular relación cuando el centrocampista acabó firmando por el Celta en lugar de hacerlo con el Valencia. Todo apuntaba de hecho a que el jugador, por entonces del Barça, iba a terminar en Mestalla. Denis se había mojado para estar junto a Marcelino en Valencia. Pero el Valencia atascó la operación. Y fue después de poner la rúbrica con el Celta cuando Denis cargó contra Mateo Alemany. No lo citó directamente pero en sus declaraciones de primeros de julio estaba más que claro su malestar hacia el ejecutivo valencianista. «Estoy muy agradecido a Marcelino. Lo voy a decir siempre, es el mejor entrenador que he tenido en mi carrera», decía para añadir después: «La insistencia que tenía él -Marcelino- no era la misma del club. Me ha decepcionado un poco la dirección deportiva del Valencia porque no ha creído en mí, no como futbolista sino porque ha dudado de mí en aspectos no deportivos. Soy superprofesional, dedico toda mi vida al fútbol y a cuidarme. Me ha dolido».