https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La cuarta mejor plantilla

Marcelino observa el entrenamiento junto a Carrascosa. / signes
Marcelino observa el entrenamiento junto a Carrascosa. / signes

Marcelino cuenta con 24 jugadores, dos más de los que quería tras irse libre Medrán | Fernando Gómez y Giner, dos blanquinegros de cuna, valoran el grupo de jugadores que tiene el Valencia para repetir los objetivos del año pasado

Juan Carlos Valldecabres
JUAN CARLOS VALLDECABRESValencia

«El Valencia sigue teniendo un plantillón y no veo ningún rival capaz de superar las expectativas que se han creado». La rotundidad Fernando Gómez no ofrece ninguna duda. El futbolista que más veces ha vestido la camiseta del Valencia ofrece su particular visión de las aspiraciones y la obligación que tiene este año el equipo que dirige Marcelino para subirse, de nuevo, al tren de la Liga de Campeones en esta temporada 2019-20.

Se acabó el vaivén del mercadeo que sólo ha hecho que marear a Rodrigo y perjudicar al Valencia, y el técnico tiene casi todo lo que pretendía: se ha quedado el delantero; ha traído a un nuevo punta para tratar de acabar con la escasez anotadora del año pasado; ha reforzado ambos laterales (uno forzado por lesión); la portería no ha sufrido merma alguna, y tan sólo se ha quedado por el camino Rafinha o alguien que cumpliera ese perfil en el centro del campo.

Eso sí, además de las voces discordantes que tiene todavía el Valencia por dentro (la de Alemany más apagada y la del técnico en vías de reconversión), hay cuestiones que no se ajustan al guión preestablecido. Por ejemplo, el hecho de que Marcelino siempre ha querido trabajar con grupos ajustados en cuanto a cantidad. La temporada pasada empezó con 22 futbolistas y este año lo hace con 24. Serían 25 de seguir Álvaro Medrán, pero el Valencia decidió ayer rescindir el contrato del centrocampista después de no haberlo podido colocar antes del cierre de mercado (le quedaba solo un año más de vinculación). La lesión de Piccini, que ha obligado a sumar un recambio, y la negativa de Sobrino a aceptar una propuesta para salir hacen que al Valencia sólo le quede esta vez una ficha libre de las 25 reservadas para la plantilla profesional. La media de edad, por cierto, sube hasta los 26 años.

El Sevilla ha hecho 13 fichajes y se ha gastado el doble pero se fueron Sarabia y Ben Yedder

Si días atrás Marcelino reconoció que tenía mejor plantilla que la temporada pasada, es lógico ahora pensar que no hay discusión posible para que se le exija al asturiano la cuarta plaza otra vez. Casi 75 millones de euros de inversión tienen la culpa de que el Valencia no tenga boletos para descabalgarse de esa posición de privilegio.

Otros equipos han fichado, incluso algunos como el Sevilla -ha hecho trece incorporaciones- duplican la inversión valencianista, pero también es verdad que hay que preguntarse si sus plantillas, potencialmente, han mejorado para situarse por delante incluso de la verdadera capacidad futbolística del Valencia. De hecho, el Sevilla perdió a dos piezas del calibre de Sarabia y Ben Yedder. El Celta, que parece haberse puesto de moda por la llegada de Santi Mina, Denis Suárez y Rafinha, ha desembolsado algo más de 25 millones en retocar su plantilla, algo similar a los 27 millones que se ha gastado la Real Sociedad. Por encima del Valencia en cuanto a desembolsos, además del Sevilla, están Betis (96 millones), Atlético de Madrid (244), Barcelona (246) y Real Madrid (298).

LAS PROVINCIAS ha querido pulsar la opinión también del presidente de la Asociación de futbolistas del Valencia, Fernando Giner. Él y Fernando Gómez saben lo que es el Valencia por dentro y por fuera. Y el que fuera central sí apunta dos posibles carencias que se pueden llegar a acusar este año: «Quizás falte un determinado perfil de futbolista para el centro del campo, por eso querían a Rafinha. Es verdad que no hay actualmente ningún jugador que cumpla ese cometido si falla Parejo, como tampoco un delantero de otro corte a los que ya hay y que serviría de complemento».

Al respecto de esas posibles carencias, Fernando Gómez reflexiona desde otro punto de vista: «Es fundamental fijarse siempre en el coste de plantilla que es el que marca al final el objetivo, y ahí el Valencia se mantiene en la cuarta plaza. Es muy parecida la plantilla a la de la temporada pasada: hacía falta un cuarto central y ha venido; se ha reforzado el lateral izquierdo con Costa que tiene más experiencia que Lato; ha venido un lateral derecho que pienso que antes de la lesión ya hacía falta a pesar del recambio de Wass... por eso creo que es ligeramente superior este grupo al anterior. Además, los jóvenes ya tienen algo más de experiencia y eso es un aspecto que siempre ayuda. Eso sí, habrá que ver el rendimiento que van a ofrecer las nuevas adquisiciones, sobre todo Cillessen y Maxi Gómez».

Sobre este último (Maxi), Fernando profundiza: «Hay que pedirle entre doce y quince goles, que es lo mínimo. Ahora bien, creo que Santi Mina estaba más acostumbrado al juego de ataque que quiere Marcelino. De ahí que piense que quizás se podía haber mejorado con un cuarto delantero de más garantías, pero no veo equipos que sean rivales directos para el potencial que maneja el Valencia».