https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Coquelin se apunta a la Liga y Fran Villaba se marcha al Birmingham

Anil Murthy se afloja la camisa durante la rueda de prensa de ayer en Paterna. / damián torres
Anil Murthy se afloja la camisa durante la rueda de prensa de ayer en Paterna. / damián torres

Anil Murthy reaparece tras la crisis institucional presentando un sponsor que acerca al objetivo de los 13 millones de ingresos por el equipaje

LOURDES MARTÍVALENCIA.

Marcelino dio un par de días libres a la plantilla tras la mini gira por Inglaterra y Alemania. Dos jornadas que unos aprovecharon para descansar y otros para hacer las maletas en busca de un nuevo destino. Ayer, en el regreso al trabajo ya no estaban Fran Villalba ni Uros Racic. Ambos futbolistas no contaban para el técnico asturiano y ayer ya cerraban sus respectivas salidas. El valenciano de 21 años se marcha traspasado con la carta de libertad pero con opción de recompra al Birmingham inglés, y una bonus de 3 millones para el Valencia si el equipo asciende esta temporada a la Premier, y anoche, tras ser oficial la operación, se despidió con una emotiva carta: «Dieciséis años dan para mucho. El Valencia ha estado presente en mi vida desde antes de que llegara a Paterna con cinco años. Mi padre seguía al equipo allí donde jugara, no se perdía un partido grande por más lejos que estuviera, y ese mismo sentimiento y respeto por el murciélago lo he llevado siempre conmigo. Este club me ha dado todo y no sólo ha determinado mi forma de jugar sino también la forma de pensar y entender este deporte para sobreponerse a cualquier situación. Con 21 años son muchos los momentos especiales que me ha permitido vivir el Valencia CF, desde que me ficharon para un Trofeo Españeta e la Pobla de Farnals hasta mi último partido, ante el Sporting de Lisboa. Si volveremos a encontrarnos eso es algo que sólo el destino lo sabe, pero siempre voy a ser uno de vosotros. Llega el momento de decir adiós para seguir luchando por mi sueño en el Birmingham City y quiero aprovechar para dar las gracias a cada una de las personas que me han ayudado en este trayecto: entrenadores, compañeros, fisios, utilleros... Amunt Valencia».

Por su parte, el serbio jugará cedido en el Famalicao. En el conjunto portugués coincidirá con otro futbolista blanquinegro, Álex Centelles. A diez días para que arranque la temporada el Valencia no ha conseguido darle el acelerón final necesario a los descartes del preparador asturiano. Todavía no se ha decidido el destino de jugadores como Álvaro Medrán o Rubén Sobrino entre otros que continúan entrenándose en Paterna.

Con un José Luis Gayà recuperado de las secuelas que le dejó un golpe que sufrió ante el Leverkusen, el único futbolista entre algodones es Francis Coquelin. El centrocampista se lesionó el viernes ante el Brighton y sigue un plan específico para estar a punto ante la Real Sociedad. En la sesión matinal de ayer apareció poco después que el resto de sus compañeros y al pasar por delante de Marcelino éste le preguntó por el estado de su cuádriceps y le dio una sonora aunque siempre cariñosa 'colleja'. A continuación, realizó trabajo junto a un recuperador. Después de ejercitarse en solitario se unió al resto de los futbolistas en unos rondos que, como siempre, sirvieron para que los futbolistas se picaran.

Marcelino no arriesgará con Coquelin por lo que es posible que no esté en el partido del sábado en la presentación del equipo ante el Inter. El valencianismo ya mira hacia la primera jornada de Liga. Un partido en el que todavía no se sabe si podrán jugar piezas clave en el cuadro blanquinegro como Gayà o Parejo. Ambos vieron la quinta amarilla en la última jornada y tenían asumido que iban a perderse el estreno de la competición regular. Sin embargo, la semana pasada, una modificación en el reglamento de la RFEF dejaba sin efecto esta sanción. El problema es que esta nueva normativa debe aprobarse por el CSD y esto todavía no ha sucedido. Onda Cero informó ayer que el Consejo no tendrá tiempo de decidir y que, por tanto, los seis afectados se perderán la jornada. El Valencia aún no conoce la resolución.

El que sí que estará seguro es Daniel Wass. El futbolista danés fue un comodín para Marcelino la pasada campaña. Acumuló 3.742 minutos y arranca la temporada con la intención de tener un rol parecido: «Jugaré un poco de todo, para ayudar. Lo importante es que cuenten conmigo, juegue de mediocentro, de lateral o donde me pongan», dijo el futbolista de 30 años que mostró «ganas» de jugar en Mestalla de nuevo sobre todo tras las buenas sensaciones vividas en la pretemporada: «El equipo está preparado para empezar la Liga» y más tras superar una crisis, la vivida entre Lim y Alemany, que no supo cómo definir: «Fue una situación que no sé cómo decirla en español... pero lo importante para nosotros es que está todo solucionado».

Wass no quiso autoexigirse demasiado de cara a las expectativas de la próxima campaña: «El objetivo es el mismo del año pasado. Ganamos la Copa y entramos en Champions, ahora quiero más. Pero lo importante es empezar bien, mejor que el año pasado». A quien augura un buen rendimiento es al que fuese su compañero en Vigo, Maxi Gómez: «Es muy buena persona. Aquí juega diferente de lo que hacía en el Celta pero va a meter muchos goles. Puede marcar 15 o 20».

La gran novedad en Paterna, tras regresar a Valencia desde Singapur, fue Anil Murthy. El presidente reapareció por primera vez después de gestionar y hacer de interlocutor en la crisis entre el máximo accionista del club y el director general blanquinegro. Tras superar esa tensión latente, las primeras palabras de Murthy fueron para dar la bienvenida a un nuevo patrocinador que inyectará en la entidad 1,5 millones. Libertex aparecerá en la perte inferior trasera de la camiseta y con su llegada el Valencia se acerca al objetivo de los 13 millones por el equipaje, una cifra que supondría un récord interno. Sólo falta una firma que sume alrededor de un millón, en el pantalón, para conseguirlo. Murthy reiteró la idea de que el Valencia es un club «local» con ambiciones «internacionales» y destacó el tirón que tiene la entidad gracias a Kang In en su país: «Las principales descargas de nuestra aplicación se dan en Corea del Sur. Cada vez hay más seguidores en Asia y Latinoamérica».