https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

El club vende en pocos minutos las últimas 1.529 entradas para la final de Copa del Rey

R. D. VALENCIA.

En plena preparación para la fiesta que se puede vivir este jueves en Mestalla, la afición mientras sigue gestionando la cita del 25 de mayo en Sevilla. Ayer, por ejemplo, en apenas unos minutos se agotaron las últimas 1.529 entradas para la final de Copa del Rey, en la que el Valencia se enfrentará al Barcelona en el Benito Villamarín. Estas localidades, que no fueron adquiridas por los socios agraciados en los sorteos celebrados, salieron a primera hora de la mañana a la venta. Sólo podían optar «los abonados con un mínimo de cinco años de antigüedad y que asistieron a 23 de los primeros 26 partidos oficiales en Mestalla y a los que no les tocó ninguna en los dos sorteos realizados». Costaban entre 55 y 160 euros.

Los que pudieron comprarlas serán los últimos que las retiren físicamente en taquilla, ya que el día 14 deben estar todas repartidas. Cada día sigue la aglomeración y las colas, en parte porque la tramitación que hizo la Federación impedía empezar a imprimir las localidades antes del día 30 de abril.

El Barça, por su parte, las repartirá entre sus seguidores en la zona habilitada para ello en Sevilla, algo que seguramente puede resultar algo más incómodo para los aficionados. El Valencia lo ha hecho escalonado y por zonas, aunque no ha evitado algunas quejas.