https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Leyendas del Valencia abren su corazón en la presentación del libro 'Un siglo de pasión'

Héctor Esteban, Paco Lloret, Pablo Salazar, Roberto Gil, Fernando Giner y Ricardo Arias, en el Ateneo Mercantil de Valencia. / jesús signes
Héctor Esteban, Paco Lloret, Pablo Salazar, Roberto Gil, Fernando Giner y Ricardo Arias, en el Ateneo Mercantil de Valencia. / jesús signes

Roberto Gil, Ricardo Arias y Fernando Giner apadrinan la puesta de largo de la obra de LAS PROVINCIAS que repasa la historia del club

JUAN CARLOS VILLENA

«Todo lo que soy y todo lo que tengo es gracias al Valencia». La voz de Roberto Gil (Paterna, 1938) se quebró en ese momento en el escenario del Ateneo Mercantil, durante la presentación del libro 'Valencia CF 1919-2019. Un siglo de pasión', la obra de LAS PROVINCIAS para conmemorar el centenario del Valencia y que se podrá adquirir el domingo 16 de septiembre con el periódico, para completarlo con las láminas que se entregarán de martes a viernes. El Aula LAS PROVINCIAS latió con corazón valencianista incluso antes de comenzar la puesta de largo. Varios exfutbolistas de la entidad de Mestalla, como Robert Fernández o Ricardo Arias, fueron recibidos a la llegada del auditorio por Manuel Perales, un aficionado con artículos de colección que sorprendieron a los exjugadores, como una entrada del partido de despedida de Arias en Mestalla, frente al Barcelona el 12 de junio de 1992, que se fue firmada para casa.

Ese símbolo resume el espíritu de la obra que resumirá los cien años de historia del Valencia, puesto que en sus más de 500 imágenes están reflejadas todas las épocas del devenir del club. «El 18 marzo de 1919 dio a la luz una ilusión, un sentiment y LAS PROVINCIAS ha querido sumarse con una obra editorial a un siglo de pasión», así lo resumió Pablo Salazar, jefe de Opinión del periódico. Los autores del libro, el jefe de deportes de LAS PROVINCIAS, Héctor Esteban, y el periodista Paco Lloret, incidieron en el trabajo de investigación al que obligó la obra. «Ha sido una labor de hormiguitas, buscando en el archivo del periódico, el fotográfico y el bibliográfico. Te quedarías horas mirando el archivo y buscando historias del Valencia. Hemos apostado por ir más allá de un compendio de datos, el libro es un relato y una imagen global que refleja el espejo de lo que ha sido el Valencia, el de los grandes éxitos y el de los grandes dolores», resumió Héctor Esteban. A su lado, Paco Lloret incidió en el valor gráfico de la publicación: «Es un libro que tiene la virtud de, a través de una imagen, conocer una etapa de la historia del Valencia. No hay ninguna obra que refleje de una manera tan gráfica lo que ha sido la historia del club. De niño las primeras crónicas que leía eran las de Sincerator en LAS PROVINCIAS. Los martes se contaban los partidos con dibujos en huecograbado».

Además de Roberto Gil, la mesa estuvo presidida por dos históricos como Fernando Giner y Ricardo Arias. Allí fueron brotando los recuerdos y el sentimiento. Giner quiso explicar lo que significa para él el Valencia mirando la portada del libro, que refleja a la afición: «Son quien han hecho posible que los futbolistas tuviesen la ilusión de jugar en el equipo. Para Reyes lo primero que pedíamos era un balón. Mi primera petición fue un balón del Valencia y ese día dormías con él. Nunca pude imaginar que iba a formar parte de esta familia pero el Valencia ha sido mi el argumento de mi vida. Independientemente de quien sea el máximo accionista nadie nos va a quitar el Valencia porque el escudo lo llevamos dentro».

«No hay ninguna obra que refleje de forma tan gráfica la historia de la entidad», afirmó Lloret

Arias, uno de los defensas más legendarios de la historia de la entidad y que defendió la camiseta en los 70, los 80 y los 90, subrayó de una forma muy gráfica lo que significó para él honrar el único escudo como futbolista profesional: «El Valencia ha sido mi casa como persona, mi escuela como estudiante, la universidad donde aprendí todo y como jugador la mejor manera de explicar mis sentimientos fueron en el césped. Mi orgullo como jugador fue comenzar y acabar jugando en el Valencia. No se puede pedir más». Roberto Gil, que como futbolista levantó la Copa del 67 y la Liga del 71, quiso resaltar la importancia que siempre tuvieron en el club los jugadores de la cantera: «Cuantos más valencianos haya en el equipo mejor, siempre que sean buenos como ahora tenemos el caso de Gayà o Carlos Soler. La escuela del Valencia ha dado jugadores extraordinarios. En mi época el Mestalla era el granero del primer equipo. La cantera es imprescindible para todo equipo que se precie».

Esas vivencias, a modo de fotografías y de un resumen de lo acontecido en cada una de las temporadas de la historia del Valencia, son las que llenarán las 152 páginas de 'Valencia CF 1919-2019. Un siglo de pasión'. Alguna de las postales, como apuntó Héctor Esteban, nos trasladarán a otra época: «Hay una foto de Kempes en la cama, con los pies en la pared, en pantalón corto y fumando un cigarro, que hoy sería impensable. Ha cambiado totalmente el periodismo y el acceso a la información». Fernando Giner hizo esbozar la sonrisa de la repleta platea del Ateneo contando alguna de sus famosas anécdotas. Una de ellas, la situó en el vértice de la decisión del club de cambiar el pantalón blanco por el negro: «Amparo era la persona que lavaba la ropa del Valencia. Fue un día al club y dijo, con un pantalón blanco en la mano, que eso no había forma de lavarlo. Hay que recordar que jugábamos en muchos campos de barro. A partir de ahí dijeron de llevar pantalón negro». Los ponentes auguraron una buena temporada en el centenario del Valencia. El deseo de todos los presentes, seguro, se simbolizó en una pegatina del próximo libro histórico que recuerde que en el año en el que el club cumplió un siglo de historia se volvió a tocar la gloria. Todos los presentes se marcharon ojeando el libro, como buscando ese recuerdo donde iniciar su militancia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos