https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Una Champions por 64,5 millones

Aspecto del futuro
campo del Valencia,
parado desde 2009
 por falta de recursos.
 / txema rodríguez
Aspecto del futuro campo del Valencia, parado desde 2009 por falta de recursos. / txema rodríguez

En el último ejercicio, la partida de ingresos por competiciones contemplaba 61 millones pero sin embargo sólo se llegaron a recaudar 7,2 La previsión del Valencia coincide con el plan de negocio que Meriton ofreció a Bankia

J. CARLOS VALLDECABRES VALENCIA.

La Liga de Campeones es un premio para la afición del Valencia pero también una necesidad para el Valencia desde el punto de vista financiero. Tal y como está estructurada la actual plantilla blanquinegra, participar en la Champions se ha convertido en la única tabla de salvación para mantener el potencial -y los sueldos- que hay en estos momentos. El Valencia prácticamente se ve obligado año tras año a poner en su proyección de ingresos la entrada en Liga de Campeones para soportar las cuentas. En este caso lo fija para diez años: «Deportivamente se considera disputar competiciones europeas todas las temporadas».

Este año (2018-19), la previsión que ha establecido el consejo es la de recoger por competiciones un total de 64,5 millones de euros, de los cuales el pellizco mayor (casi el 85%) lo da la UEFA como premio a los equipos que participan en su competición estrella. Lógicamente, cuanto más lejos se llegue, más dinero se recauda.

La pretensión de entrar en la Liga de Campeones es una estrategia que se sigue desde el punto de vista financiero con el fin de encajar también los balances. No obstante, fue el propio Peter Lim el que cosió a la propuesta de compra de acciones a la Fundación por parte de Meriton esa pretensión de jugar en la élite europea. El plan de negocio que Meriton presentó a Bankia en 2014 fijaba que en los próximos diez años el Valencia estaría en Champions.

Las cifras de negocio que ofreció Meriton establecía para esta misma campaña (2018-19) una partida de 64 millones de euros, que viene a ser precisamente lo mismo que ha fijado el club ahora: 64.541.000 euros. El problema es que una cosa es lo que se pone negro sobre blanco y otra bien diferente lo que es capaz de hacer el equipo luego sobre el terreno de juego.

Es por eso por lo que en los años anteriores, las malas rachas deportivas no sólo han alejado al Valencia de la Liga de Campeones sino que han echado por tierra las previsiones con las que Meriton conquistó a Bankia. En la 2017-18, se preveían 61 millones y la cifra final fue de 7,2 millones, mientras que en la 2016-17 Meriton estableció unos ingresos de 59 millones que tampoco se cumplieron ni de lejos (6 millones). Los fracasos deportivos destrozaron las cuentas.

Con el Valencia jugándose esta noche sus posibilidades de entrar en los octavos de final, el panorama hasta ahora es bastante pobre. La UEFA concede unos premios a todos los equipos sólo por participar en la fase de grupos, que es lo que de momento el Valencia ya tiene asegurado. Cada uno de los 32 clubes que están en esta fase reciben 15,25 millones. Luego están los premios por puntos (el Valencia sólo ha empatado dos, es decir 1,8 millones): 2,7 millones de euros por victoria y 900.000 por empate. Alcanzar los octavos -deseo valencianista- tendrá un premio de 9,5 millones (los cuartos 10,5, las semis 12, la final 15 y el campeón 4 adicional).

Luego hay otros repartos que hace la UEFA en función de diferentes coeficientes, como el del market pool (ingresos comerciales). Para hacerse una idea, el año pasado Nápoles y Mónaco (cuarto y quinto en más ingresos) recibieron respectivamente 66 y 64 millones de euros (el Barça solo 61).

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos