https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Cancelo, directo al podio de las ventas de Meriton

Otamendi, André Gomes y Alcácer celebran un gol del Valencia durante la 2014-2015. / AFP PHOTO/JOSE JORDAN
Otamendi, André Gomes y Alcácer celebran un gol del Valencia durante la 2014-2015. / AFP PHOTO/JOSE JORDAN

El Valencia espera concretar la operación para salvar las cuentas

TONI CALEROVALENCIA.

El 18 de agosto de 2017, Joao Cancelo se despedía de Mestalla llorando a lágrima viva. Nadie lo vio venir, sobre todo porque unos meses antes, ante el Dépor, el portugués mandó callar a la grada ganándose la reprobación de los aficionados. En el partido inaugural de la última Liga, ya con Marcelino García Toral en el banquillo, un Cancelo que vivió años dificilísimos por la muerte de su madre dejó escapar sobre el césped toda la emoción contenida. «En este estadio maravilloso me emocioné mucho por lo que viví, lo malo y lo bueno. Me voy siendo mejor jugador y mejor persona. El Valencia siempre fue mi casa y me quedaría aquí para siempre», dijo esa noche el portugués, que iniciaba una nueva aventura en Italia.

Cancelo sólo tenía un objetivo en mente: crecer. Luego, si cumplía con su meta, se le abría un buen abanico de opciones. Continuar en el Inter de Milan, regresar a Valencia o fichar por un transatlántico europeo. Habló el portugués sobre el césped y, aunque le costó arrancar, su parte final de temporada con el Inter no hizo sino confirmar el gran talento que atesora y el nivel que amenaza con alcanzar. Es por ello que la Juventus se ha lanzado a por su fichaje con el Valencia a la expectativa porque la venta del luso alivia las cuentas y transforma por completo el mercado que está por venir para el club blanquinegro.

Más información del mercado de fichajes

Cuando el Inter hizo saber al Valencia que no podía llegar a esos 39 millones de la opción de compra, en los despachos de Mestalla tampoco cundió la preocupación. Eran conscientes del cartel de Joao Cancelo (sorprendentemente, fuera del Mundial de Rusia), que además cuenta con la bala de estar representado por Jorge Mendes. De hecho, empezó a circular el interés del Wolverhampton, entrenado por Nuno, recién ascendido a la Premier y con libras para gastar. Pero no. Fue la Juventus quien dio el paso. La 'vecchia signora', por cierto, firmó esta misma semana a Douglas Costa por 40 millones exhibiendo su músculo económico.

Mathieu y Bernat salieron en 2014; Lim colaboró con los fichajes mientras negociaba con Bankia

El fichaje de Cancelo por la Juve está avanzado aunque se siguen discutiendo las formas de pago. Habrá que ver hasta qué punto está dispuesto a ceder el Valencia con las pretensiones del club italiano, presionando porque de momento se niega a soltar el dinero al contado. En otra situación, puede que el Valencia fuera más flexible en este sentido, pero los 45 millones de euros que necesita antes del 30 de junio le obligan a pelear por ingresar el monto de Cancelo al contado. Si como parece la negociación acaba llegando a buen puerto, la venta del lateral portugués será la tercera más alta de la era Meriton en Mestalla.

El verano de 2014, tan sólo unas semanas después de que Peter Lim lograra la unanimidad de los patronos para hacerse con la mayoría accionarial del Valencia, Jeremy Mathieu se declaró en rebeldía. Fue durante el 'stage' de pretemporada en Alemania y Amadeo Salvo se cerró en banda con el francés: o la cláusula de rescisión o nada. El Barcelona tragó, desembolsando 20 millones de euros, y el club dio por buena la salida teniendo en cuenta que Nico Otamendi ya entrenaba como blanquinegro. Meriton colaboró durante ese mercado de fichajes aunque Layhoon Chan seguía negociando con Bankia para alcanzar un acuerdo y hacerse con el control del Valencia. Llegaron Rodrigo, André Gomes y el propio Cancelo por la intervención de Lim. Eran Amadeo Salvo y Rufete quienes estaban en primera línea de fuego, pero el magnate ponía su granito de arena al proyecto inicial de Meriton. Ese verano también salió Bernat por once millones más otro en variables.

La Juve, que desembolsó 40 millones por Douglas Costa, busca una fórmula para no pagar al contado

Otamendi funcionó, vaya si funcionó, y al año siguiente saldría por un dineral: 45 millones. Fue la cifra que puso el Manchester City por el central argentino. El traspaso del mundialista sigue siendo, a día de hoy, el más elevado de la era Meriton. El siguiente en la lista es Shkrodan Mustafi, compañero de Otamendi en la fantástica 2014-2015. Como Mathieu, el alemán vivió un 'stage' de pretemporada controvertido -no entrenaba por unas molestias- y el Arsenal pasó por caja para hacerse con los servicios del defensa alemán: otros 40 millones para un Valencia cuya temporada había dejado muchísimo que desear.

El batacazo en ese curso provocó no sólo la salida de Mustafi, sino que Robert Fernández saldría de pesca en dirección Valencia. Primero se llevó el Barcelona a André Gomes levantándole el fichaje al Real Madrid. Lo del portugués fue ingeniera financiera: 35 millones fijos, más otros 35 en variables (20+15). Con el mercado echando un último aliento salió el hombre que parecía destinado a gobernar el ataque blanquinegro durante muchos años, Paco Alcácer. El de Torrent se vistió de azulgrana por 30 millones más dos en función de objetivos. Con otros gestores tanto en la zona ejecutiva como en la secretaría técnica, intenta ahora el Valencia cerrar el pase de Cancelo a la Juve, que dejaría una plusvalía de 25 millones.

Fotos

Vídeos