https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Todos los caminos llevan a Sevilla

Miembros de la peña L'Empastre Taronja de Albalat del Sorells de camino al partido entre el Málaga y el Valencia del año pasado. / lp
Miembros de la peña L'Empastre Taronja de Albalat del Sorells de camino al partido entre el Málaga y el Valencia del año pasado. / lp

Más de veinte mil seguidores del Valencia empiezan a desplazarse para ver la final

LOURDES MARTÍ VALENCIA.

Avión, AVE, autobús o coche. Con entradas de la Agrupación de Peñas, de la Asociación del Pequeño Accionista, por sorteo del club, a través de la Federación, patrocinadores, empleados... Algunos empezarán mañana su camino a la final, otros lo harán el mismo sábado. Pero todos, más de 20.000, se encontrarán el sábado a las 21 horas en un mismo lugar: el Benito Villamarín. Con un mismo objetivo: «Dejarse la voz, animar y ganar la final al Barça».

Sara Fernández tiene 23 años y el pasado 17 de abril vivió uno de los días «más emocionante» de su vida. Ella es socia del Valencia y encontró su número de abono en la lista del primer sorteo de Copa que realizó el club: «A los pocos minutos ya lo sabía toda la familia, el problema es que sólo estaba yo...». La alegría se multiplicó por dos al día siguiente cuando en el segundo sorteo salió su madre: «Ahí ya sabía que iba a ir sí o sí, el problema era mi padre, el pobre...». Pero la suerte estaba del lado de su familia: «Sobraron entradas y mi prima Ali se enteró y le compró una». Así que el sábado ellos tres se subirán al AVE fletado por la Agrupación. Precisamente el colectivo de aficionados valencianistas anunció ayer que tendrán que ir al convoy «amarillo» y que deberán estar a las 6:55 horas (una hora antes de la salida del tren) en la estación Joaquín Sorolla. Sobre las 11:45 horas llegarán a la estación sevillana, donde les esperarán unos autobuses que les llevarán a la 'fan zone' valencianista. Allí estarán, entre otros, los miembros de la peña L'Empastre Taronja de Albalat dels Sorells. Ellos lograron las localidades a través de la Agrupación. «Siempre hacemos un viaje al año, el fin de semana que nos viene bien. Pero en el del centenario, tocan dos», comenta uno de ellos.

El camino hasta la final será un poco más largo para Paco Llorens. Él se subirá a uno de los autobuses de la Agrupación. A las doce de la noche acudirá a la avenida de Aragón de donde una hora después saldrá la caravana valencianista hasta Sevilla: «Es un viaje largo, pero económicamente está bien y al salir de noche lo positivo es que puedes descansar», asegura. «Y animar y cantar también», añade un amigo. También habrá más tráfico aéreo de lo habitual entre Valencia y Barcelona con Sevilla. Aena anunció ayer que se han fletado 16 vuelos chárter y que el aeropuerto hispalense ampliará su horario el sábado.

Más