https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

A Barça y Madrid se les despeja el camino sin salir de su casa

AMADOR GÓMEZ MADRID.

El Barcelona y el Real Madrid vieron ayer despejado el camino hacia las semifinales de la Copa del Rey al quedar emparejados en cuartos con el Espanyol y el Leganés, respectivamente, y con la vuelta en el Camp Nou y el Santiago Bernabéu. Además del derbi catalán y el madrileño, la eliminatoria de cuartos albergará un cruce estelar entre el Atlético y el Sevilla, en teoría el enfrentamiento más igualado. Barça, Real Madrid, Atlético y Valencia, los cuatro primeros clasificados de la Liga, parten como favoritos en esta eliminatoria que acogerá sus partidos de ida el próximo miércoles, excepto el Leganés-Real Madrid, que se retrasa al jueves, a partir de las 21:30 horas en Butarque, ya que el equipo pepinero se enfrenta el lunes en Liga al Betis en el Villamarín.

«Es un partido difícil y complicado», dijo el técnico del Real Madrid en alusión al primer encuentro de cuartos en un torneo que se le resiste a Zidane, como futbolista y como entrenador. También el Barça, el actual campeón de Copa que lleva ya 28 consecutivos sin perder, celebró el derbi catalán contra el Espanyol, por haber evitado en cuartos al eterno rival y tener la suerte de enfrentarse al otro equipo de la ciudad condal, con el futuro de Quique Sánchez Flores muy en el aire por las negociaciones del técnico con el Stoke City inglés.

«Es una eliminatoria atractiva, bonita, porque es un derbi. Dentro de lo que había, con equipos importantes, el Espanyol es uno de ellos», aseguró el entrenador del Barça, Ernesto Valderde, ex del Espanyol, satisfecho por no enfrentarse al Real Madrid y salvarse los azulgrana también de un doble enfrentamiento contra el Atlético o el Valencia.

Fotos

Vídeos