https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

En Barcelona vuelven a asociar a Rodrigo con el club culé a tres días de la final

Rodrigo, durante el entrenamiento de ayer. / jesús signes
Rodrigo, durante el entrenamiento de ayer. / jesús signes

El delantero, con una cláusula de 120 millones, es del agrado de Valverde y una de las alternativas por si falla Griezmann

R. D.

Rodrigo Moreno es una de las alternativas principales del Barcelona si el conjunto azulgrana no ficha a Antoine Griezmann. El francés ya anunció su marcha del Atlético de Madrid aunque no precisó el destino. Todos los caminos parecen llevarle al Barça, que ya estuvo muy cerca de firmarle la pasada temporada. No obstante, el club culé no se ha manifestado a la espera de que el 1 de julio la cláusula de rescisión de Griezmann descienda hasta los 120 millones de euros.

En la lista que manejan los técnicos del Barça, Rodrigo siempre ha ocupado un lugar de privilegio. Ayer, en la Ciudad Condal volvieron a asociar al hispano-brasileño al club culé a tan sólo tres días de la final de la Copa del Rey. No es la primera vez que en Barcelona recogen el gusto de Ernesto Valverde por el delantero del Valencia. Rodrigo tiene un perfil diferente al del resto de delanteros en nómina del Barça. Su fútbol es complementario con el de Leo Messi y Luis Suárez, que ocupan dos sitios fijos en cada once de Ernesto Valverde y volverán a hacerlo, si no ocurre nada extraño, la próxima temporada.

Asiduo a las convocatorias de la selección, Rodrigo vivió una explosión el año pasado y en la presente ha mantenido el protagonismo en cuanto a número de minutos aunque de cara a puerta no se mostró tan eficiente. Aún así, ha marcado catorce tantos (8 en Liga, 4 en Copa y 2 en Europa League), un dato al que se suman las 10 asistencias que repartió a sus compañeros.

Para Marcelino, Rodrigo es imprescindible en el equipo titular y la única duda de cara al sábado es quién acompañará al hispano-brasileño, si Mina, Gameiro o un Guedes que también ha actuado como delantero este curso. El verano pasado Rodrigo se convirtió en el gran nombre del verano en clave valencianistas (el club rechazó varias ofertas por él) y para el que viene puede repetirse la situación. Rodrigo tiene contrato con el Valencia hasta junio de 2022 y una cláusula de 120 millones, cantidad que, tal y como está el mercado, se antoja accesible para los grandes de Europa.