https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

Aparecen nuevos nombres en la investigación de los presuntos amaños en el fútbol español

El presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, tras su detención. /EFE
El presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, tras su detención. / EFE

El sumario del caso incluye a 'Rodrigo' o 'Garai' y en el Valencia se muestran convencidos de que no tienen nada que ver con los jugadores de la plantilla

R. D.

Se siguen conociendo más datos sobre la Operación Oikos que investiga una trama de presuntos amaños en el fútbol español. En el sumario del procedimiento, según publicó ayer 'El Confidencial' aparecen nuevos nombres relacionados con las apuestas. 'Doctor/Agustín', 'Jacobo', 'Rodrigo' o 'Garai' son nombres que salen en una lista que abre la palabra 'cantidad'. En la misma, a Raúl y Aranda (los presuntos cabecillas de la trama) recibirían 125.000 euros; 'Jacobo', 80.000; 'Rodrigo', 10.000 más 10.000. En una segunda columna, esas cantidades se incrementan y están detalladas las cifras que podrían llevarse cada uno de los presuntos implicados.

A pesar de que el Valladolid-Valencia (jornada 38) está siendo uno de los encuentros investigados y en la lista aparecen los nombres de Rodrigo y Garai, en el club blanquinegro no le dan más importancia al asunto porque están convencidos de que esos alías nada tienen que ver con los futbolistas de la plantilla blanquinegra cuyo nombre son muy similares a los que aparecen en los papeles. Los servicios jurídicos del Valencia, en cualquier caso, están estudiando cada una de las informaciones publicadas respecto a la Operación Oikos para tomar las medidas legales correspondientes. Tanto el club de Mestalla como los futbolistas han defendido desde el primer momento su inocencia y desconocimiento del caso. «Pondría la mano por mí y cada uno de mis compañeros. Ni nos va ni nos viene», apuntó el capitán, Dani Parejo. Carlos Soler, por su parte, aseguraba que el Valencia «no notó nada raro» en el partido ante el Valladolid y recordaba que los pucelanos tuvieron ocasiones, incluso tiraron al palo.