https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

20 años esperando al Valencia CF

20 años esperando al Valencia CF

Ángel, seguidor blanquinegro nacido en Sevilla, no logra entrada para la final: «Me veo identificado con Gayà o Soler, si jugase defendería el escudo como ellos, compartimos el mismo sentimiento»

LOURDES MARTÍValencia

Ángel González eligió ser del Valencia CF con dos meses. Ni antes ni después. «Mi madre es sevillista y mi padre bético. Cuando nacieron mis hermanos mayores les pusieron una bufanda a cada uno delante, mi hermana cogió la del Sevilla y mi hermano, la del Betis». Así empieza la historia de Ángel: «Luego llegué yo que, en teoría, iba a decantar la balanza hacia uno de los dos bandos. Como a mis hermanos, me pusieron delante las bufandas de Sevilla y Betis y añadieron una del Valencia que le habían regalado a mi padre. Fue la que cogí», continúa. No importó las veces que repitieron la prueba. «Aunque la cambiasen de lugar siempre escogía la del Valencia», dice Ángel, que ahora tiene 20 años.

Hay decisiones que se toman para toda la vida y que acompañan a las personas en los momentos más importantes y la Primera Comunión es uno de ellos: «Le dije a mi madre que quería tomarla vestido del Valencia, me dijo que era muy informal ir de futbolista, así que la convencí para que me dejase ir con el traje y la corbata oficiales. Pensó que al menos iba a ir más formal y me dejó. En la tarta también hubo un escudo del Valencia y pusimos una bandera en el salón», recuerda. Ser blanquinegro en Sevilla no es fácil. Sobre todo por los asiduos al Sánchez-Pizjuán: «No sabes las veces que me han recordado el gol de M'Bia. Un exprofesor mío de matemáticas siempre que ve a mi madre o a mí, dice: 'Recuerdos de M'Bia' o M'Bia envía recuerdos'», afirma. Incluso estuvo a punto de llevar para siempre en su piel el tanto que dejó al Valencia fuera de la final de Europa League hace cinco años: «Le dije a un amigo que tatúa que me hiciese el murciélago del centenario y me dijo que en lugar del punto de la letra i iba a poner a M'Bia marcando aquel gol», comenta riendo, ya que nunca llegó a creer a su amigo.

«Con los resultados de la temporada pasada del Valencia aquí contra Sevilla y Betis y un Guedes espectacular me resarcí bastante», este año apunta a mejor: «Una semana antes de que salieran los cruces de semifinales pensé que si tocaba contra el Betis, podría ir, de hecho fui a la ida y a la vuelta. Además seguro que gana el Valencia, es el único estadio de Sevilla en el que nos falta ganar un título». Dani Parejo marcará un gol, el otro será de Kevin Gameiro: «Creo que será el más determinante. Va a ser difícil que sea titular porque Mina está muy bien pero lo que ha hecho Gameiro en el 2019 es de alabar». El Valencia se llevará la victoria: «1-2 y a casa», asegura rotundo Ángel quien de la plantilla actual se queda con Gayà. «Le admiro mucho por todo lo que está haciendo, pelea, como también Soler. Me veo muy identificado, pienso que si fuese futbolista defendería el escudo del Valencia como hacen ellos porque sentimos lo mismo por el club. Rodrigo también me gusta mucho», explica. Su ídolo de toda la vida es Pablo Aimar. Ángel espera «con muchas ganas» la final. Un partido que no podrá ver en el Villamarín: «Creía que iba a conseguir entrada pero no pudo ser. Iré a la presentación de la peña 'No ni na' a la que vendrá Kempes el viernes, el sábado iré a la 'fan zone', pasearé por el estadio e iré un bar», todavía conserva la ilusión de poder entrar a ver al equipo de su vida. «Estaré con mis padres y mis dos hermanos mayores, Emilio y Rocío». Cuando Ángel nació, todos esperaban que su voto decidiese si en casa ganaba Sevilla o Betis. Al final, en lugar de dividir a la familia, todos comparten un poquito de sentimiento por el Valencia gracias a él.