https://static.lasprovincias.es/www/menu/img/valenciacf-desktop.jpg

La amenaza del Girona llega de un excapitán valencianista y de un exgoleador del Levante

Capitán. Portu, en su época como futbolista del Mestalla, donde se desenvolvía como mediocentro. / damián torres
Capitán. Portu, en su época como futbolista del Mestalla, donde se desenvolvía como mediocentro. / damián torres

A Stuani sólo le superan Messi y Suárez en la lista de artilleros y Portu, que estuvo cuatro años en Paterna, siempre aporta desde la segunda línea

T. C. J.

valencia. Los viejos rockeros del gol están de moda. Messi, como casi siempre fuera de concurso, es el único que ha celebrado esta temporada más tantos que los uruguayos Luis Suárez y Cristian Stuani. El ariete del Barcelona acumula 16 goles y el del Girona 15: ambos enfilan el otoño de su vida deportiva (32 años) pero parecen empeñados en seguir dejando el celeste uruguayo muy arriba en el fútbol español. La veteranía es un grado y si no, ahí están Jorge Molina (36 años), Charles (34), la pareja charrúa o Jaime Mata (30) que ha llegado en su punto a la Primera División.

Stuani, que hoy apunta a principal peligro para el Valencia, se ha hecho fuerte en Girona. El uruguayo probó en Inglaterra (Middlesbrough) durante dos temporadas pero decidió volver a la Liga, donde ya ha defendido el escudo de cinco equipos. Por el Levante pasó en 2010 y sólo estuvo un año. No brilló (6 goles en Liga, 19 encuentros) pero sí hizo faena que apreciaría el Racing de Santander primero y más tarde el Espanyol. Siempre ha mantenido Stuani una buena relación con el gol pero su rendimiento en Girona es extraordinario. La temporada pasada, 21 tantos y en la presente lleva 16 (15 en Liga, 1 en Copa del Rey) más un contrato garantizado hasta junio de 2022. Es decir, Stuani puede acabar en el Girona con 35 primaveras.

Su gran socio en el conjunto catalán fue y sigue siendo Portu. Forman una pareja idónea para cualquier técnico: el uruguayo es todo remate y el murciano aporta movilidad, desgaste y peligro llegando desde segunda línea. Portu (26 años) se hizo futbolista en la ciudad deportiva de Paterna. Cuatro temporadas como jugador del Valencia, incluida una última en la que era capitán del Mestalla y entrenaba en muchas ocasiones con el primer equipo. Portu se marchó al Albacete sin que los técnicos valencianistas detectaran que un mediocentro de mucha presencia pero con pocos centímetros (1,69 de estatura) podía derivar en el Portu que es ahora, un jugador al que no le cuesta demasiado perforar las porterías rivales.

La explosión del canterano del Valencia se produjo en la 2016-2017. El Girona era uno de los gallos de la Segunda División y Portu, su mayor estilete. Ocho goles y ocho asistencias como contribución al ascenso de los catalanes. La siguiente prueba era aún más difícil y determinante para el murciano. Por fin en Primera y con un entrenador, Pablo Machín, que sí supo extraerle todo el fútbol que lleva dentro. Portu fue una de las grandes revelaciones del año pasado con 11 goles y 6 asistencias en 37 partidos. Muchos clubes quisieron ficharle en verano -el Sevilla estuvo muy cerca- pero Portu finalmente se mantuvo en Girona y, como Stuani, tiene contrato hasta 2022.

Esta tarde en Montilivi la pareja más decisiva del equipo de Eusebio Sacristán pone a prueba la excelencia defensiva del Valencia. El Girona ha marcado los mismos goles que el conjunto de Marcelino en Liga (27) pero los blanquinegros han dado un giro de 180 grados desde que se vieran las caras en la ida. La zaga que Neto Murara lidera desde la portería es la segunda mejor del torneo, sólo por detrás del Atlético de Madrid de Simeone y Jan Oblak. El Valencia sólo ha encajado un tanto en las últimas cuatro jornadas y ha basado su ascensión en mantener el gran tono defensivo con los goles de los recuperados delanteros de la plantilla.