Sanidad cierra camas en hospitales de crónicos pese a la lista de espera

Pacientes del Doctor Moliner, en una imagen de archivo / Damián Torres
Pacientes del Doctor Moliner, en una imagen de archivo / Damián Torres

Los sindicatos aseguran que en el centro Padre Jofre 35 pacientes están pendientes de ingresar mientras en el Doctor Moliner una planta no está operativa en verano

LAURA GARCÉS VALENCIA

Los hospitales para la atención de pacientes crónicos de larga estancia, conocidos como Hacles, también reducen sus camas en verano. Y ello sucede mientras instalaciones de estas características tienen pacientes en espera para poder ingresar, según se desprende de la información facilitada por representantes de los trabajadores.

El sindicato UGT explicó a LAS PROVINCIAS que el martes en el Hospital Padre Jofre «había 35 personas en espera«. Este centro dispone de 75 camas destinadas a distintos tipos de pacientes que requieren asistencia en Hacles. Frente a este dato, fuentes del sindicato CSIF aseguraron que en el Doctor Moliner -Hospital de Serra- se ha cerrado una planta «en julio, agosto y septiembre». Se trata de un área que tiene «unas 25 camas«.

El representante del Csif en el Doctor Moliner, Fernando García, insistió en que en la Comunitat Valenciana «faltan camas para crónicos, es una asignatura pendiente« teniendo en cuenta que el envejecimiento de la sociedad ha llevado a que en la actualidad el porcentaje de enfermos crónicos «sea del 85%». A juicio de García es necesaria una planificación de este servicio en los distintos hospitales que lo prestan.

También desde el sindicato médico Cesm denunciaron las esperas. Andrés Cánovas, secretario general de esta formación sindical, recalcó que «en todos los hospitales de crónicos hay esperas» y que estas pueden acumular un número de pacientes «por encima de los 20 e incluso 30 enfermos». Cánovas también se refirió a la falta de plazas de Hacle cifrando la necesidad para toda la Comunitat entre las «3.000 y 4.000, teniendo en cuenta el envejecimiento».

Los caminos para que los enfermos puedan llegar a estos centros son la derivación desde un hospital de agudos, desde una unidad de Urgencias o una unidad de corta y media estancia, expone Aurelio Duque, presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria (Svmfyc).

Además, aclara que cada departamento de salud está adscrito a un Hacle. Esta circunstancia lleva al presidente de la Svmfyc a lamentar que se tenga que actuar en el departamento correspondiente y plantea que «si todos son centros del sistema público, los pacientes deberían poder derivarse al centro donde hubiera plaza libre». Cita como ejemplo de esta forma de actuar las recientes declaraciones de la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en referencia a las listas de espera quirúrgicas.

La titular del departamento autonómico señaló que una de las medidas que adoptarán para detenerlas será la «colaboración» entre los distintos departamentos de salud «para que unos puedan asumir las listas de otros». Ante ello Duque se pregunta: «¿Por qué no es posible hacer lo mismo cuando se trata de hospitales de crónicos?». El presidente de la Svmfyc asegura que los pacientes que requieren un Hacle porque siguen requiriendo cuidados como crónicos o enfermos de larga duración y se encuentran con la imposibilidad de encontrar plaza, en muchas ocasiones tienen que reingresar en el hospital de agudos del que salieron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos