Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Valencia

Valencia
La Policía Nacional sospecha que los vídeos de agresiones racistas en Orriols son un montaje
Uno de los participantes en las grabaciones ya ha sido interrogado por los agentes

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La Policía Nacional sospecha que los vídeos de agresiones racistas en Orriols son un montaje
Una esvástica nazi pintada en una fachada del barrio de Orriols, en el distrito de Rascanya.
Una broma de muy mal gusto. Los agentes de la Policía Nacional que investigan los vídeos de agresiones racistas perpetradas en las calles de Orriols barajan la hipótesis de que las grabaciones están preparadas de antemano, como si fueran una lamentable gamberrada que ha trastocado la rutina diaria en el barrio más mestizo de Valencia.

Así los explicaron a LAS PROVINCIAS fuentes próximas a la investigación, que además, recordaron que el proceso continúa abierto, por lo que todavía es pronto para arrojar una conclusión definitiva.

Los agentes han llegado a esta hipótesis después de interrogar y tomar declaración a numerosas personas del barrio, entre ellas, uno de los jóvenes que participó en los vídeo en cuestión, si bien las mismas fuentes no precisaron si se trataba del autor que grababa o de alguno de los que salían en las imágenes.

Tras la aparición de los vídeos en el conocido portal de internet YouTube, la empresa, dependiente de Google, decidió retirarlos y expulsar al autor que los había subido a la web, Pacool5. En total fueron 16 documentos de contenido racista, teniendo en cuenta que, aunque cabe la posibilidad de que estén preparados de antemano, los títulos no dejaban género de dudas sobre la animadversión del autor hacia los vecinos inmigrantes, con nombres como "Limpiando Barona" o "Barona vs Secretas vs Latins".

Hay otros indicios que refuerzan la idea de que los vídeos son un montaje, fruto de una mente retorcida con ganas de amedrentar. No se ha presentado denuncia alguna pese a la difusión de las supuestas agresiones, aunque en este caso, cabe la posibilidad de que la condición de extranjero de la víctima pueda acarrear cierto miedo a demandar a los agresores. Evidentemente, no tendría sentido presentar una denuncia si los vídeos estuvieran preparados con actores.

Los primeros pasos de la investigación, como informó el Delegado del Gobierno, Antoni Bernabé, estuvieron encaminados a averiguar la "veracidad" de las imágenes. Una vez termine la investigación será el momento de abrir diligencias judiciales. Hay que recordar que fomentar la violencia xenófoba como hacen los vídeos también está tipificado como delito. Por no hablar de los actos vandálicos como la destrucción de un contenedor con un petardo o los daños causados en los vehículos estacionados en la calle.

Da la casualidad de que el mismo día en que desaparecieron los vídeos de internet, otro usuario colgó un documento audiovisual en que se denunciaba que las agresiones estaban preparadas, teniendo en cuenta que los golpes no tenían proyección balística en el cuerpo de la supuesta víctima, por no hablar de los sonidos artificiales que se habían montado con posterioridad sobre el vídeo para darle más credibilidad. Las risas de fondo y las frases forzadas también hacían sospechar a este usuario.

Los vídeos han hecho mucho daño a los vecinos, sobre todo, por que no encajan con la vida diaria de Orriols. "Es un barrio muy populoso en el que se puede vivir y convivir. Pueden haber peleas, pero como en cualquier otro barrio", explicaba ayer Maica Barceiro, presidenta de la asociación vecinal. Barceiro apuntó que desde este año empezaron a aparecer pintadas "más preocupantes", en las que además de incluirse frases racistas se podían ver símbolos fascistas como las SS, el cuerpo de élite del ejército alemán durante la época nacionalsocialista. "Por ello ya alertamos a la Policía", explicó. "Quizá todo esto de los vídeos ha servido para que el Ayuntamiento y la Policía Local se den cuenta de la realidad", concluyó.

Barceiro se refería a la necesidad de instalar un retén de la Policía Local en Orriols, teniendo en cuenta que el más cercano está en Benimaclet. En las conversaciones mantenidas con el Ayuntamiento, se acordó reforzar la presencia policial, especialmente por las noches, que es cuando se puede producir algún problema.

Además, la dirigente vecinal explicó que también es necesario que se mejoren las políticas sociales que favorezcan la integración de los inmigrantes, teniendo en cuenta que sólo un centro social presta servicio en las pedanías del norte y en todo el distrito de Rascanya.

Barceiro aseguró también que llevan dos meses esperando una reunión con la concejala de Bienestar Social, Marta Torrado, para tratar esta cuestión.

Vocento
SarenetRSS