Sábado, 13 de octubre de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

LA RIBERA
La ‘germanor fallera’ derrota con alegría a la lluvia en Sueca
Más de 1.200 personas llenan las calles de la ciudad
Más de 1.200 personas llenan las calles de la ciudad
Ni el temporal que desde el jueves viene azotando a la comarca pudo ayer con la ilusión de la gran familia fallera de Sueca. Tanto es así que pese al frío, el viento y la constante amenaza de lluvia, más de 1.200 falleros y falleras salieron a la calle para participar en la fiesta Agermanats, una nueva iniciativa que, a tenor de lo visto, parece que se hará un hueco en el calendario festivo local en años venideros.

Las adversidades meteorológicas, eso sí, obligaron a suspender las actividades programadas para la mañana y modificar las de la tarde y la noche. Así, no se instaló en el Parc de l’Estació la zona de juegos infantiles ni tuvo lugar la globotà, dos actos que habían sido pensados en los más pequeños.

Ya por la tarde, el multitudinario pasacalle por las calles más céntricas sí se celebró, eso sí, sin perder de vista en ningún momento el cielo. Una marea naranja –el color de las camisetas que vestían los falleros- inundó algunas calles, entre ellas la Sequial, deparando unas imágenes para la historia.

Antes del inicio de la marcha, que adelantó su horario para evitar la lluvia, tuvo lugar la lectura de un manifiesto por la germanor fallera en el que se destacó la buena relación entre los 16 colectivos de esta índole existentes en Sueca, El Perelló y El Mareny.

Ya por la noche, la cena -prevista en un principio al aire libre- se trasladó a distintos casales falleros, que acogieron a más de un millar de comensales.

El fin de fiesta, con la actuación musical de dos orquestas, se celebró en el casal de la falla Ronda Bernat Aliño.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS