Sábado, 13 de octubre de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

ECONOMÍA
Aceite y derivados lácteos se encarecerán entre un 10 y un 30% en toda la UE antes de fin de año
La industria agroalimentaria lo achaca a la mayor demanda y a los biocarburantes
La industria agroalimentaria lo achaca a la mayor demanda y a los biocarburantes
Los consumidores europeos se enfrentan desde hace algunos meses a un aumento de los precios de los alimentos como la leche y la mantequilla que ahora se trasladará al yogurt, el queso o aceite vegetal, y que los industriales justifican en el costo de los materias primas agrícolas.

“El precio de la leche, la mantequilla y las pastas ya aumentó entre 20 y 25%. Ahora el impacto se va a hacer sentir en los productos derivados, como el yogurt, el queso o los cereales del desayuno, con un alza esperada de 10% hacia fin de año”, advirtió el director comercial de la cadena belga de supermercados Colruyit, Jean-Pierre Roelands. “Para los aceites vegetales el alza será todavía más pronunciada. Esperamos una progresión de hasta 30% entre noviembre y diciembre”, añadió.

La industria agroalimentaria achaca este fenómeno a la explosión de precios de productos agrícolas, provocada por el crecimiento de la demanda en los países emergentes, malas cosechas debidas al clima y el ‘boom’ de los biocarburantes.

En noviembre, el gigante francés Danone va a proceder a un alza media de sus tarifas a los distribuidores del 10,5% en su mercado nacional. La justifica en que el precio de la leche aumentó 30% en un año por la subida de los piensos para nutrir al ganado. La misma situación se registra en el número dos europeo del queso, Lactalis, que aumentará sus precios entre 15% y 17% a partir de diciembre. “La materia prima tiene una fuerte influencia en el precio final. En el caso del queso emmenthal, la leche representa el 80% del costo de producción”, se justificó su presidente, Michel Léonard.

A su vez, esta progresión de los precios alimenticios es claramente visible en el índice global de la inflación en Europa. En Italia, el precio del pan subió 7,3% en un año, y el de las patas, plato nacional por excelencia, 4,5%. Allí, la Federación de las Industrias Agroalimentarias advirtió que las alzas no terminaron y apostó por una subida del 2,4% para los alimentos hasta fin de año.

En realidad, relativiza Sylvain Broyer, economista del banco Natixis, los alimentos transformados representan sólo el 12% de la canasta de bienes consumidos anualmente por los hogares europeos. Sin embargo, “eso basta para que surja el sentimiento de inflación en los hogares ya que el consumidor es particularmente sensible a la variación del precio de sus compras de todos los días”, precisó.

El secretario general de la Federación Europea de Comercio Minorista y Mayorista, Xavier Durieu, señaló que se está asistiendo a un “reequilibramiento” tras varias décadas de precios alimenticios bajos.

El argumento no convence a los consumidores, que sospechan que los industriales aprovechan el alza de las materias primas para aumentar en forma exagerada sus márgenes.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS