Lunes, 1 de octubre de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Estrella Archs brilla en París
La diseñadora española, hasta ahora brazo derecho de grandes modistos internacionales, debuta en la pasarela francesa con una colección inspirada en los ‘‘cinco elementos’’
La diseñadora española, hasta ahora brazo derecho de grandes modistos internacionales, debuta en la pasarela francesa con una colección inspirada en los ‘‘cinco elementos’’
Los ‘‘cinco elementos’’, transformados en etéreos vestidos de fuego, de arcilla, de metal, de agua y de viento, inspiraron a la modista española Estrella Archs en su debut parisiense, que tuvo lugar ayer en la segunda jornada de las colecciones prêt-à-porter para la próxima temporada estival.

Su “amigo del corazón y del alma”, el modisto Christian Lacroix, junto a quien trabajó en Italia para la firma Emilio Pucci, de 2002 a 2005, se encontraba entre la asistencia que celebraba la llegada de esta nueva modista a las pasarelas internacionales de París.

El público aplaudió el estilo leve, ligero y sugestivo de sus modelos, pensados, según subrayó, “de mujer a mujer”, “por una mujer para una mujer”.

Lejos de intentar hacer “arquetipos”, “disfraces” o “caparazones”, su objetivo fue vestir “a una mujer muy auténtica, muy natural, con actitud muy verdadera ante sí misma y ante la vida”, explicó esta artista de 33 años que concluyó su formación en el Saint Martins College of Arts and Design de Londres, en 1999.

Su primera colección con nombre propio, presentada a ritmo de tambor africano en la Universidad Pierre y Marie Curie, junto a la plaza del Odeón, estuvo dominada por la línea trapecio y mini, sobre texturas vaporosas, casi transparentes por su extrema ligereza.

Su autora buscó en ella “una cosa muy pura”, de ahí su inspiración en los ‘‘cinco elementos de la naturaleza’’, porque “toda mujer, todo hombre, todo el universo” están constituidos por ellos.

No quiso, sin embargo, hacer una colección “conceptual”, sino “verdadera”, con vestidos “reales, aunque con nuevas formas”.

Ropa, en cualquier caso, de aspecto acabado e inacabado a la vez –sin dobladillo alguno en faldas, top, túnicas o chaquetas ni en sus abrigos ahuecados adornados con pequeñas mangas cortas– destinada a ensalzar el “gran potencial” de la mujer. Ese “elevado poder de intuición” por el que en otras épocas fue pitonisa y sacerdotisa, aunque ahora “por cuestiones políticas y religiosas es al revés”, explicó.

Convencida de que “si hubiera más mujeres” en política “no habría tanta guerra”, las Dianas de Estrella Archs están llamadas a ser sin duda cazadoras.

Barbies de largas piernas
La mujer ideal de Estrella Archs no ocultó su cercanía con las Barbies de larguísimas piernas que ilustraban ya la invitación que daba acceso al desfile. Las mismas muñecas con las que la artista jugaba de niña y sobre las que ahora continúa diariamente su exploración de trajes, modelos y tejidos.

La paleta elegida va del verde esmeralda y el no menos intenso azul cobalto, al marrón tierra, el negro, el blanco y las combinaciones de negro y blanco, pero, ante todo, grises, rosas cuarzo y beige arena muy suaves.

Con estos colores ancestrales retornó a París Estrella Archs, quien antes de trabajar en Italia para Pucci y Prada comenzó su carrera en la capital francesa, en 1999, en Nina Ricci y luego en Cacharel.

Firma, esta última, que además de respaldar su lanzamiento, acaba de colocar a la modista española al frente de su prêt-à-porter, con el que debutará de nuevo en París en marzo, con la colección otoño-invierno 2008-2009.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS