Viernes, 21 de septiembre de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

economía
La ruptura de un principio de acuerdo con las cajas deja a Llanera con una deuda insostenible
El grupo constructor decide hoy su futuro en un consejo de administración extraordinario
El grupo constructor decide hoy su futuro en un consejo de administración extraordinario
El Grupo Llanera celebra hoy un consejo de administración extraordinario en el que decidirá su futuro. El consejo llega en un momento culminante de la crisis que atraviesa la compañía y tras la ruptura de un principio de acuerdo alcanzado con Cam y Bancaja, piezas fundamentales en la financiación de la constructora.

Las reuniones que han venido celebrando en los últimos tiempos responsables de la compañía con representantes de las entidades financieras permitieron atisbar una posible salida a la grave crisis de liquidez que atraviesa la constructora valenciana. La solución, ya avanzada ayer, de cambiar deuda por terrenos fue la herramienta que permitió un principio de acuerdo que incluía la constitución de una nueva sociedad, en la que las cajas aportaban financiación a cargo de la deuda y Llanera ponía su patrimonio inmobiliario y su importante bolsa de suelo.

La favorable disposición de las cajas a ayudar a evitar un proceso concursal (antigua suspensión de pagos), de efectos perniciosos para ese cliente y para el clima económico en el sector, propició que se considerara muy seriamente esa opción.

Sin embargo, las estimaciones de activos y pasivos de la constructora que se habían adelantado a las cajas no se ajustaban a los datos que resultaron de un estudio de una consultora externa y que suponen grandes desviaciones en la valoración del estado patrimonial de la compañía.

Así las cosas, el principio de acuerdo que se había alcanzado queda en el aire y las cajas lo dan por frustrado.

Sin esa posible salida, las soluciones se acaban para la firma de Fernando Gallego ahogada por los acreedores. Un expediente de regulación de empleo o alguna venta in extremis de parte del patrimonio no sería suficiente para resolver el problema.

La compañía desmintió ayer que tuviese previsto ningún plan de reestructuración de plantilla y, por el momento descarta solicitar el proceso concursal, aunque las dificultades para obtener respaldo de los proveedores ponen en duda la posibilidad de mantener funcionando el negocio; en especial desde que se han hecho públicas sus dificultades para poder pagar.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS