Martes, 18 de septiembre de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

VALENCIA | SOCIEDAD
Fallece Miguel Ramón Izquierdo, el alcalde que logró el jardín del Turia para Valencia
El abogado contribuyó a frenar las obras de urbanización en la Devesa del Saler
El abogado contribuyó a frenar las obras de urbanización en la Devesa del Saler
El alcalde que llevó el Ayuntamiento del régimen franquista a la transición democrática falleció ayer a los 87 años de edad. Miguel Ramón Izquierdo será recordado por esa circunstancia y por muchas otras, al frente de su extenso trabajo en el Consistorio entre septiembre de 1973 y abril de 1979.

Frenó la urbanización en la Devesa del Saler y consiguió la cesión del futuro jardín del Turia por parte de la Corona. Sólo con esos dos datos sería suficiente para perfilar su gestión en la Casa Gran.

En años posteriores, estas actuaciones no fueron reconocidas en su justa medida, hasta que en el 30 aniversario de la cesión del viejo cauce, en diciembre del pasado año, asistió a un acto promovido por el gobierno municipal en el parque de Cabecera.

“Nos conformábamos con que fuera del Estado, pero verde”, señaló Ramón Izquierdo, quien aprovechó también aquella ocasión para hacer un llamamiento a la conciliación política: “Esto se consiguió gracias al empeño de todos los alcaldes que han seguido esta labor. Pueden tener diferente color político, pero todos los que han accedido al Ayuntamiento han destacado por ser valencianos”, en referencia a las disputas por la “paternidad” del jardín del Turia con el Partido Socialista. El último alcalde antes de la llegada del régimen democrático explicó las conversaciones necesarias para conseguir que los Reyes, en una visita a Valencia, “vinieran con el río bajo el brazo”.

“Es para mí una gran satisfacción comunicaros que, de ahora en adelante, las tierras del viejo cauce del Turia serán patrimonio de Valencia”. Esas fueron las palabras de Juan Carlos I y, a muy escasa distancia, una de las personas que le escuchaban con mayor satisfacción fue Miguel Ramón Izquierdo.

Sindicato del Metal
Nacido en Valencia en 1919, se licenció en Derecho en la Universitat de València. Entre 1963 y 1966 ocupó la presidencia del Sindicato Provincial del Metal y a partir de los años 70 entró de pleno en la órbita política de Fernando Herrero Tejedor, secretario general del Movimiento.

Compatibilizó una primera etapa al frente del Ayuntamiento con la de decano del Colegio de Abogados y la Academia Valenciana de Jurisprudencia. En junio de 1977, cuando se forma el primer Gobierno democrático, abandona su cargo durante un mes, al considerar que ya no estaba autorizado para encabezar una institución política.

Fue un caso excepcional, aunque reflejo de lo que debieron pasar miles de alcaldes procedentes del anterior régimen hasta que se celebraron las elecciones municipales en abril de 1979. Convencido por el ministro Martín Villa para que vuelva al Ayuntamiento, pide entonces ser ratificado en una votación de sus propios concejales.

Otra de las decisiones que tomó nada más llegar a la alcaldía fue paralizar la urbanización de la Devesa del Saler, un proyecto ya en marcha y cuya gestación se inició en los años 50. Fue otra de las iniciativas que dejó a punto para que los alcaldes democráticos iniciaran la regeneración de esta joya medioambiental de Valencia, prácticamente terminada en la actualidad.

En 1977 contribuyó a la fundación de Unión Regional Valenciana, que participará en la fundación de Unio Valenciana. Ramón Izquierdo fue el secretario general de esta agrupación desde septiembre de 1982, pasando después a ocupar la presidencia. En su relación de cargos, ocupó también un escaño en las Cortes en las filas de Coalición Democrática entre 1982 y 1986.

El ex alcalde será enterrado mañana en el Cementerio General. Antes, se celebrará a las 12 horas una misa en el tanatorio municipal. Sus restos serán depositados en un nicho junto al de sus padres.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS