Miércoles, 29 de agosto de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Una planta de Algemesí producirá 110.000 toneladas de biodiésel al año con el uso de aceites usados
Biocom Energía, empresa de la Ribera, invierte 25 millones en 6.300 metros cuadrados
Biocom Energía, empresa de la Ribera, invierte 25 millones en 6.300 metros cuadrados
No todas las iniciativas empresariales tienen que salir de los multinacionales ni de los grandes capitales y lobys.

Una empresa ubicada en Algemesí, Biocom Energía, comenzará en octubre la producción, después de que ayer la Conselleria de Medio Ambiente le diera ayer la autorización, de 75.000 toneladas de biodiésel y 13.000 de glicerina a partir de aceites vegetales y aceites usados.

En esta planta, que será la segunda de España en capacidad de producción con 110.00 toneladas al año cuando esté en pleno rendimiento, se ha invertido 25 millones de euros, según explicó ayer a LAS PROVINCIAS Raúl Sanchis, promotor de esta iniciativa y el director gerente.

Este alberiquense se lanzó a esta aventura empresarial con el apoyo del antiguo accionariado de Óscar Mayer, la familia Lladró Soler y Tico Alberic, de la que es propietario Sanchis.

‘‘Ahora estamos realizando pruebas en la instalación y esperamos comenzar la actividad productiva en el mes de octubre. Tenemos una gran ilusión en este proyecto y comenzar a vender el producto’’, reseñó Raúl Sanchis.

En la actualidad esta planta, situada en el polígono de Cotes, tiene 12 trabajadores, pero en pleno rendimiento alcanzará los 25 operarios.

Sanchis recordó que el tipo combustible que se va a producir emitirá un 45% menos de CO2, principal causante del efecto invernadero y es 100% renovable.

Para la fabricación del biodiésel, se partirá como materia prima de diversos aceites vegetales crudos, principalmente soja, palma, girasol o una mezcla de ellos, aunque también se podrá utilizar aceite vegetal usado.

Entre las técnicas utilizadas por esta instalación destaca la incorporación de una depuradora, así como una chimenea de 12,5 metros de altura a través de la cual se expulsarán los gases de combustión.

La autorización de la Conselleria está condicionada a la habilitación por parte de la empresa de una zona para almacenar los residuos peligrosos que genere el funcionamiento de la industria, que se prevé no superen las diez toneladas anuales y que serán recogidos ‘‘por un gestor autorizado’’.

Y es que iniciativas empresariales como ésta hacen falta para mejorar el medio ambiente y la calidad de vida.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS