Sábado, 18 de agosto de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

LA TIERRA TIEMBLA EN Sudamérica
Perú entierra a sus muertos
Tras los trabajos de desescombro crece el número de muertos, que los bomberos cifran en más de 500
La escasez de víveres y medicinas agrava la situación de los damnificados por el terremoto de Perú , que ayer empezó a enterrar a sus más de 500 muertos. España envió al país andino un avión cargado con cien toneladas de material y 30 expertos en rescates.
La escasez de agua, alimentos y medicinas, junto a la imperiosa necesidad de carpas y tiendas de campaña para alojar a todas las personas que han perdido sus hogares, se convirtió en la principal urgencia en el día después al terremoto que la noche del miércoles asoló ciudades enteras del suroeste de Perú. El Gobierno peruano asistió impotente a las demandas de ayuda de miles de damnificados en una jornada de infierno en muchas poblaciones que quedaron aisladas a causa de los cortes de carreteras mientras aumenta la cifra de muertos, que supera ya los 500.

La falta de agua agravó la situación sobre todo en Ica, Pisco, Chincha y Cañete. En estas ciudades, que además permanecen a oscuras por la falta de electricidad, muchos supervivientes tuvieron que pasar su segunda noche al raso rodeados por los escombros a los que quedaron reducidas sus casas.

“La situación se agudiza por la falta de carpas, alimentos, agua y medicinas”, señaló este viernes Guillermo Merino, comandante de los Bomberos de Pisco, la ciudad más devastada por el terremoto, de 7,7 grados en la escala de Richter. Cerca del lugar donde hacía estas declaraciones, un grupo de subordinados suyos luchaban contra el reloj y removían los restos de tierra y piedras de lo que fue la iglesia católica de San Clemente con la esperanza de rescatar a alguna de las decenas de personas que asistían a la misa cuando se hundió el templo.

En plena calle, cerca de la Plaza de Armas, unos cincuenta cadáveres fueron alineados a la espera de que sus familiares desesperados acudieran a identificarlos o recogerlos. Algunos se los llevaron para enterrarlos, incluso en sus vehículos particulares. La magnitud del desastre también es tremenda en los hospitales, que están colapsados por el gran número de heridos y por la falta de material médico, además de sufrir daños en sus estructuras. La situación tampoco mejoró Ica, donde el terremoto dejó tras de sí cientos de viviendas destruidas y vehículos sepultados bajo escombros.

Saqueos
El presidente peruano, Alan García, hizo un llamamiento a todos los afectados para que no caigan en la “desesperanza” porque, aseguró, “nadie va a morir de sed ni de hambre”. No obstante, en los lugares donde la destrucción es mayor se registraron ya varios casos de pillaje y saqueos a farmacias y almacenes de comida, que en algunos casos hicieron necesaria la intervención de la policía.

En Chincha, la policía intensificó la búsqueda de más de 600 presos fugados de la cárcel de Tambo de Mora, que se desplomó a causa del seísmo. “La policía tiene órdenes de recapturar vivos o muertos a los delincuentes”, aseguró el general Eduardo Montero, jefe de la Dirección de Criminalística, que señaló que entre los huidos hay “secuestradores, asaltantes, narcotraficantes y violadores”.

Ayuda internacional
Un convoy de médicos y enfermeras llegó ayer a la región. Para agilizar la ayuda internacional, el Gobierno peruano convocó una reunión con las agencias extranjeras de cooperación para crear un Foro de Donantes capaz de coordinar la distribución de toda la ayuda. El foro está formado por organizaciones de Francia, Japón, Suiza y Suecia, principales cooperantes en Perú, además de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización Internacional de Migraciones (OIM) y el organismo de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que ya manifestaron su voluntad de ayudar.

Mientras las autoridades se ocupaban de paliar el desastre, dos fuertes réplicas del terremoto sacudieron Ica y Pisco, e hicieron revivir a los afectados los horrores de la catástrofe.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS