Sábado, 28 de julio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

SUCESOS
El INE no dio de alta a los inmigrantes que la mujer registró irregularmente
La base de datos del padrón municipal de Gandia deparó muchas sorpresas. La actividad de Elvira M. en los últimos dos años ha sido frenética. Cuando lo normal es dar de alta a una o dos personas por día, ella ha otorgado más de 2.500 empadronamientos desde 2006.

Pero muchos de estos residentes no figuran en el Instituto Nacional de Estadística (INE), puesto que los Ayuntamientos pasan una relación mensual de las altas. Algo que en los documentos falseados era imposible, pues aunque se han tramitado en los últimos meses, están fechados como si se hubiera hecho en 2003. Sus compañeros, al verlo, no lo podían creer.

Ahora, el INE deberá revisar uno por uno todos los expedientes de esta funcionaria para dirimir la magnitud del fraude. Por el momento, la Guardia Civil tiene constancia de 50 personas concretas que han adquirido la documentación falsa. Estos residen en municipios de la Marina Alta y La Safor, así como en Barcelona y Murcia. Pero ya se sospecha que podría alcanzar una cifra mucho mayor. Lo que no está nada claro es si la funcionaria de Gandia sabía que su compañero sentimental cobraba 2.000 euros por cada uno de los documentos que, cada vez en mayor número, ella le facilitaba para personas que lo necesitaban para no ser deportados.

De hecho, fuentes de la investigación apuntan que la mujer ahora detenida no llevaba un alto nivel de vida y que, en cambio, era conocida su solidaridad con la inmigración, hasta el punto de pertenecer a alguna ONG para promover su integración en España.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS