Sábado, 7 de julio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
La bota ‘Malaya’
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad
La sombra de Jesús Gil es apaisada y es imposible olvidar al ávido y pintoresco personaje. Un tipo simpático y zafio que jamás engañó a nadie que previamente no se hubiera llamado a engaño. “Para que roben otros que robe él”, decían muchos ciudadanos, en la convicción de que tenían derecho a elegir a sus ladrones favoritos.

El expolio de Marbella trae cola, como corresponde a uno de los cometas más visibles en la galaxia infinita de la corrupción. Ahora emerge uno de los personajes secundarios de una película de cine negro lleno de extras de las revistas de color rosa: el juez Urquía, al que se acusa de prevaricación y cohecho. Aún habrá que llamarle “presunto”, que es la profesión que registra el más escaso paro laboral. ¿Cuántos “presuntos” hay en España, sin contar a centenares de concejales de urbanismo? ¿Qué ha encontrado en su conducta la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial para suspenderle en sus funciones?

En una novela de Marcel Aymé hay un personaje que dice que los magistrados conocen demasiado ladebilidades de los hombres para permitirse juzgar las suyas con excesiva severidad. El señor Urquía, según las personas que le trataban, era una persona divertida y culta. (La segunda de estas condiciones no se pierde si lo meten en una celda). Le gustaba el cine y la noche. También la lectura. Lo malo al parecer es que más que todo eso le gustaba el dinero. Luchó contra su acumulación ilícita cuando los acumuladores eran otros y estaba muy bien considerado.

La bota ‘Malaya’ era un refinado tormento que dejaba a quienes lo padecían incapacitados para chutar un penalty. La bota de Marbella sigue apretando las extremidades inferiores de la corrupción, que siempre es algo contagioso. Los más acreditados corruptos se ven en la necesidad de reclutar cómplices, cosa que favorece mucho al noble ejercicio de la amistad.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS