Miércoles, 4 de julio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

VALENCIA | CIUDAD
El Ayuntamiento multará con 150 euros a los que dejen la basura en el suelo
Abren un expediente a vecinos de Colón por no tirar los residuos en el contenedor
Abren un expediente a vecinos de Colón por no tirar los residuos en el contenedor
Ciento cincuenta euros de multa es la cantidad que establecen las ordenanzas para aquellas personas que dejen la basura en el suelo, en lugar de depositarla en un contenedor. La concejalía de Medio Ambiente está dispuesta a abrir expedientes sancionadores para acabar con esta práctica, después de detectar un incremento en la zona del centro y en el barrio de Campanar.

El coordinador del área, Ramón Isidro Sanchis, comentó ayer que se “intensificarán las inspecciones para tratar de erradicar esta práctica.” Los inspectores de las tres contratas han constatado un aumento de montones de residuos en las aceras y el gobierno municipal ya ha abierto al menos un expediente.

Se trata de una comunidad de vecinos de la calle Colón, donde “los técnicos han visto a varios vecinos cómo dejan la basura en plena calle, cuando hay contenedores puestos por el Ayuntamiento muy cerca”.

Al tratarse de varias personas, el expediente sancionador se ha dirigido a la comunidad de propietarios. “La multa es de 150 euros y pensamos llevar adelante el expediente”, dijo el delegado.

Además de la calle Colón, citó la calle Cerdán de Tallada y la plaza de los Pinazo, así como la calle Doctor Nicasio Benlloch, en el tramo que va desde la calle Alcublas a la avenida de Campanar.

Son ejemplos aislados de una situación que puede “aumentar en los próximos meses, a pesar de que el número de contenedores es suficiente.” El Ayuntamiento cambió el pasado año el modelo de depósito por otro de una mayor capacidad y cuya compuerta se acciona con un pedal situado a ras de suelo.

Al ser más grandes, también se redujo el número de depósitos repartidos por las calles. El propósito era aumentar las plazas de estacionamiento de vehículos.

“La primera medida que hemos tomado –en referencia a los expedientes sancionadores– es trasladar los hechos a los administradores, presidentes de las comunidades y conserjes de los inmuebles de las calles citadas”, dijo el concejal.

Junto a la notificación también se ha advertido de que se “intensificará la vigilancia para evitar el abandono de basuras en la calle, lo que está expresamente penalizado por las ordenanzas”.

El pasado año, el cambio de los contenedores sufrió un amplio rechazo vecinal. No ya tanto el nuevo modelo, sino la ubicación de los depósitos. El problema es que los lugares habilitados para tal fin no estaban pensados para las mayores dimensiones de los nuevos recipientes, por lo que no hubo otra opción que instalarlos en lugares poco afortunados, como pasos de cebra, encima de las aceras o incluso en calzadas, restando plazas de aparcamiento.

El rechazo fue tal que 40 asociaciones de vecinos, a través de la Federación, presentaron quejas por la situación de los depósitos de su barrio. Desde la Delegación de Medio Ambiente se comprometieron a revisar y recolocar todos aquellos recipientes mal situados. A partir de ahí llegó la calma.

Apertura
Otro de los problemas fue el mecanismo de apertura mediante el pedal. En algunas unidades era excesivamente duro, por lo que las personas mayores tuvieron serios problemas para depositar la basura. La posibilidad de levantar la tapa de forma manual fue la solución recomendada desde la Federación de vecinos. Pero el capítulo más agrio de la polémica se dio el pasado verano, cuando desde el Ayuntamiento, al hilo de la polémica, se culpó a las familias inmigrantes de una calle de Orriols de dejar las basuras en la calle.



 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS