Sábado, 30 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

MEDIO AMBIENTE
El alcalde de Paterna amenaza con llevar al Consell al juzgado si siguen las talas de pinos en La Vallesa
La poda de las eléctricas parte en dos el bosque a lo largo de 15 kilómetros
La poda de las eléctricas parte en dos el bosque a lo largo de 15 kilómetros
La tala masiva de pinos debajo de las líneas de alta tensión de la Vallesa ha dividido en dos el bosque a lo largo de 15 kilómetros. Los trabajos de poda de árboles, que se iniciaron para evitar incendios provocados por las torres eléctricas, se detuvieron el pasado 15 de junio por mtivos de seguridad ante la llegada del verano.

Las compañías eléctricas quieren reanudarlos en octubre, pero ahora lo tendrán más difícil. El alcalde de Paterna, Lorenzo Agustí, decretó ayer que se mantenga la paralización y, por tanto, que esta sea definitiva. Además, Agustí ha amenazado a las eléctricas y al Consell “con llevar el tema a los tribunales” si los trabajos prosiguen en octubre.

En el decreto, Agustí también insta a las empresas responsables de la tala, Iberdrola y Red Eléctrica Española, a la “inmediata retirada de todos los restos vegetales generados por los trabajos de tala de árboles bajo los tendidos eléctricos”.

Además, les exige que desarrollen “actuaciones de limpieza de la maleza y monte bajo de la zona, así como la repoblación de las zonas afectadas por la tala con especies autóctonas de bajo porte”.

“Somos conscientes de que en algunas zonas ya se está limpiando y recogiendo, pero es preciso que se haga con total urgencia para evitar males mayores”, indicó Agustí.

La cantidad de pinos que se encuentran talados y amontonados en el suelo también puede super peligro de incendio, “por eso la retirada tiene que ser inmediata”.

El alcalde aseguró ayer que desde el Ayuntamiento se sigue apelando a una negociación con las hidroeléctricas y el resto de Administraciones para alcanzar un acuerdo que desemboque en el desvío de los tendidos eléctricos fuera del parque natural. “Por tanto, tiene que haber una voluntad de entendimiento entre todas las Administraciones para llegar a un acuerdo”, añadió.

Tala de pinos centenarios
Agustí anunció la firma de este decreto ayer en la una de las entradas por la Canyada a la Vallesa, justo al lado de la torre de vigilancia, donde se reunió con las distintas Administraciones que participan en la vigilancia y protección del bosque del resto del Parque Natural del Turia.

Allí mostraron algunos de los vehículos con los que trabajarían en caso de incendio y podía observarse cientos de pinos sin recoger amontonados. El objetivo de esta visita, según aclaró, “es que entre todos nos conozcamos y nos coordinemos para conseguir una vigilancia lo más efectiva posible”.

Los 15 kilómetros de líneas de alta tensión que hay en la Vallesa dividirán el bosque en dos tramos si los trabajos de prevención de incendios continúan después del verano.

Hace más de un mes, la Conselleria de Territorio autorizó que talaran miles de pinos en franjas de 25 metros de anchura, a lo largo de cuatro líneas de alta tensión que tienen entre 500 y 1.500 metros de longitud, a través de la Vallesa.

Los pinos eran de gran tamaño y muchos de ellos centenarios. Desde el antiguo equipo de gobierno socialista llevaban pidiendo más de cinco meses a la Generalitat que realizara las tareas de silvicultura preventiva para limpiar el matorral y el sotobosque de la Vallesa.

Hace un mes, Territorio paralizó cautelarmente los trabajos de prevención de incendios y tan sólo veinte días más tarde, levantó la suspensión de estos trabajos alegando que las compañías eléctricas “actuaron de acuerdo con la legalidad vigente y ahora es conveniente limpiar la vegetación existente debajo de los tendidos, ya que es una medida habitual para evitar incendios”.

Desviarán las líneas eléctricas
Territorio también aseguró estar ya estudiando con las empresas eléctricas “la solución definitiva a este problema, pero tenemos por delante un verano muy caluroso y hay que tomar medidas para evitar un posible incendio”.

Desde la Conselleria apuntan que la mejor opción sería el desvío “porque con el soterramiento de las líneas se tendrían que hacer zanjas, y éstas serían demasiado grandes y profundas, con lo que dañaría el parque y acabaría con mucha más vegetación”.

Aún así, Territorio tendría que negociar con las demás Administraciones, ya sea con los Ayuntamientos implicados, la Generalitat y el Gobierno central y todos los colectivos afectados para ver de qué manera y cómo se podría contemplar la opción del desvío de las líneas de alta tensión.

Todas las Administraciones deberían asumir los costes, ya que resultarían muy elevados “y nosotros solos no lo podemos hacer”, aclararon desde Territorio, manifestando que el posible desvío de las líneas “podría llevar un mínimo de diez años de tiempo”, añadieron.

Agustí se ha manifestado en contra de esta tala desde que comenzaron los trabajos. Cuando recibió la vara de mando en el pleno de investidura, el pasado 16 de junio, no dudó en ponerse una pegatina de “No a la tala de la Vallesa”, junto a todos los miembros de su nuevo equipo de gobierno y la oposición del Consistorio.

Hace dos semanas, también participó en una manifestación que organizaron los vecinos de La Canyada, paralizando el metro durante diez minutos, para exigir a la Conselleria el cese de esta tala que casualmente había parado hacía dos días “por precaución”, ya que desde Territorio alegaron que “había que extremar las precauciones por preemergencia en verano y continuar con los trabajos después de la época estival”.

“Esperamos que el gesto del alcalde no quede sólo en un gesto y que consiga parar esta tala, así como que se reciba a una representación de los vecinos para tratar el tema y así poder salvar una parte muy importante de la Vallesa”, señalaron desde la junta de barrio de La Canyada.

Según el Consell, “Iberdrola y REE han actuado de acuerdo con la legalidad vigente, solicitando la autorización necesaria para el desarrollo de los trabajos de la Administración competente en materia forestal”, que es Territorio.

Desde el Ayuntamiento de Paterna, y según el decreto que firmó Agustí, se ha requerido a las empresas eléctricas “la retirada de los restos de poda, que limpien y recojan los pinos talados y se ha exigido un plan de repoblamiento de especies autóctonas de bajo porte”.

El alcalde exige por tanto que se vuelvan a plantar especies en las zonas taladas, así como que exista un mantenimiento de las franjas abiertas. Agustí agradeció la labor a todos los que participan en la vigilancia del bosque.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS