Martes, 19 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Buscan a un pescador de Santa Pola que cayó al mar
La suerte no estuvo el domingo del lado de Francisco García Ambit. Su cuerpo cayó al mar mientras echaba el lastre para dejar las redes con las que debían capturar los preciados carabineros. Eran las 20.00 horas y aún el sol estaba en lo alto. Un buzo de la embarcación se arrojó tras él, pero no halló su cuerpo, tan sólo un guante.

El barco en el que viajaba era de bandera portuguesa y se encontraba fondeado a medio camino de las Islas Canarias y las Azores, según explicaron fuentes conocedoras de los hechos. Francisco estaba echando las redes y el lastre como era su costumbre para localizar las artes. Pero el domingo algo falló y cuando lanzó el peso fue arrastrado hacia la profundidad. Al parecer, la cuerda se enganchó en su pierna y tiró con fuerza hacia abajo ya que el peón tiene un peso de entre setenta y cien kilos para aguantar las redes. El pescador no tuvo tiempo de reaccionar.

Quién sí reaccionó a tiempo fue el buzo de la embarcación que se lanzó milésimas de segundos después detrás de Francisco para conseguir rescatarlo con vida.

El buceador descendió hasta quince metros, según apuntaron las citadas fuentes, y no halló rastro del cuerpo de Francisco. Tan sólo encontró uno de los guantes que llevaba puestos para no destrozarse las manos con las maromas.

La búsqueda se reanudó ayer por las inmediaciones del lugar donde desapareció, aunque al cierre de la edición se desconocía si habían encontrado el cuerpo de Francisco, de 46 años casado y padre de dos hijos. Al parecer, fuentes próximas a la familia dijeron que este iba a ser el último viaje de Francisco porque quería dejarse la alta mar.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS