Martes, 19 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

ECONOMÍA
Los fundadores de Kelme pactan con el Consell la venta al fondo de capital Tirant
Los hermanos Quiles dejan la marca por 6 millones de euros y parte de una finca
Los hermanos Quiles dejan la marca por 6 millones de euros y parte de una finca
Los hermanos Quiles, fundadores y propietarios de Kelme, abandonan la empresa y venden la propiedad al fondo de capital riesgo Tirant. Un único obstáculo frena la firma definitiva: la negativa del empresario Francisco Borja (Reebok España), a renunciar a su opción de compra sobre la bolsa de suelo que la sociedad posee en Aguamarga –2 millones de metros cuadrados–, que es la garantía patrimonial para garantizar el futuro.

La firma deportiva anunció ayer que se ha alcanzado un acuerdo entre Diego y Pepe Quiles, los dueños de Industrias del Calzado y Prendas Deportivas (Incadesa), nombre de la sociedad mercantil propietaria de la marca de la garra, y el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) para la enajenación del 100% del accionariado. Los hermanos recibirán a cambio un montante económico próximo a los 6 millones de euros, a los que habría que sumar casi el 60% de la parte de parcela ubicada en Elche, que representa casi 1,2 millones de metros, según fuentes de las negociación.

El acuerdo comercial alcanzado durante la pasada semana, aunque dado a conocer ayer, facilitará la entrada del nuevo accionista en el grupo, lo que ayudará en los planes de expansión puestos en marcha por el actual equipo directivo, liderado por el nuevo presidente, Benjamín Clarí. El fondo Tirant, que promueve el propio IVF y en el que se integran entidades como la CAM, Bancaja, Banco Santander, además de otros bancos y cajas, sólo exige para la firma con los Quiles que quede liberado el terreno de Aguamarga.

Sin embargo, esa posibilidad está en este momento bloqueada, puesto que Francisco Borja mantiene una opción de compra por dicho suelo a la que no parece querer renunciar, lo que pondría en peligro el plan de viabilidad de Kelme.

Aunque el director del IVF, Enrique Pérez Boada, había conseguido que Borja aceptara renunciar a sus derechos a cambio de la devolución del préstamo de 6 millones concedido a los Quiles en 2002, más los intereses, además de otros 6 millones de la venta del suelo, al final todo se complica por un acuerdo previo entre los hermanos y el responsable de Reebok que tendrán que renegociar.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS