Lunes, 11 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

tenis | roland garros
Nadal hace historia con su tercer Roland Garros
Rafa Nadal se impone con autoridad a Roger Federer, suma su tercera victoria consecutiva en Roland Garros y se aproxima a las cuatro del sueco Björn Borg
Rafa Nadal se convirtió ayer en uno de los tenistas más grandes de la historia de este deporte. El español logró su tercer triunfo consecutivo en Roland Garros, algo que nadie había logrado a su edad. Se impuso al número uno mundial, Roger Federer, en cuatro sets, por 6-3, 4-6, 6-3 y 6-4. París tuvo que rendirse un año más ante el juego del balear, a quien felicitó el príncipe Felipe, presente en la final.
Rafa Nadal posa con el trofeo sobre la tierra batida de París, que le ha consagrado como uno de los más grandes en la historia del tenis.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Más noticias
Nadal hace historia con su tercer Roland Garros
Roberto Fabián Ayala: “Si Llorente hubiera continuado en el club, habría renovado mi contrato”
El Levante busca dar un salto de calidad tras consolidarse
Hamilton firma su primera gran victoria
Gadea roza un podio huérfano de españoles
“Si Llorente hubiera continuado en el club, habría renovado mi contrato”
Quique no podrá sumar 69
Cañizares sufre ante el Levante la segunda expulsión de su carrera
Semana clave para fichar a Sneijder
Salto al futuro
La salvación vale 1,2 millones
Esquinazo a las suspicacias
Dulce resaca granota en Nazaret
El Villarreal B vuelve a golear al Poblense y se jugará el ansiado ascenso contra el Mirandés
Otra vez en vilo por una tángana
La Liga se tiñe de blanco
Betis, Athletic, Celta y Real, para dos plazas de descenso
El Torrevieja pierde pero pasa a la siguiente ronda
El Pamesa ofrecea Luengo seguir sólo en la FIBA Cup
Quinto partido de semifinales
Lorenzo conquista Montmeló con enorme autoridad
112.600 espectadores en Montmeló
Stoner saca todos sus caballos
“Valencia tiene de todo”
Rey de Francia
Nadal: “Es todo un sueño vencer en esta atmósfera”
Federer: “Algún día ganaré Roland Garros”
Una partida sin perdedores
“No quiero hablar de los parones”
El Armiñana sitúa otra vez a Valencia en la cumbre del fútbol sala español
“Estoy en una nube, aún no he asimilado bien el éxito logrado”
La Comunitat, con tres equipos en la élite
El Valencia Terra i Mar iguala al Barça como club más laureado de la historia

Publicidad
Por tercer año consecutivo sonó en Roland Garros el himno español en honor de Rafael Nadal, triple campeón del torneo al vencer en la final de 2007 al suizo Roger Federer, primer cabeza de serie, por 6-3, 4-6, 6-3 y 6-4 en tres horas y diez minutos. El de Basilea firmó su derrota con una derecha que salió fuera de la línea de fondo. Nadal recibió la Copa de los Mosqueteros de manos del brasileño Gustavo Kuerten, que fue tres veces ganador del torneo: 1997 ante Bruguera, en 2000 frente al sueco Magnus Norman y en 2001 contra Alex Corretja. Como premio por su triunfo, el balear recibió un millón de euros, mientras que el suizo, primer favorito y subcampeón, obtuvo quinientos mil. Nadal ha pasado a convertirse en el más joven tricampeón del torneo.

El cosmopolita público que llenó las 37.000 localidades de la pista Phillip Chatrier acabó rindiéndose al incisivo juego del español, a pesar de que durante el desarrollo del juego buena parte de los aficionados celebraron los puntos conseguidos por Federer. Vaya por delante que el encuentro en modo alguno respondió a lo que cabía esperar de él. Fue un partido a ramalazos, sin continuidad de jugadas llamativas. Sólo en algunos casos concretos los dos primeros jugadores del mundo hicieron recordar que por algo están al frente del ranking de profesionales. En el debe de Federer, además de otra serie de errores, anotamos nada menos que trece (cañas). El helvético suele frecuentemente pegar a la bola con la parte interior del marco de la raqueta y eso generalmente provoca el fallo. Nadal, en cambio, tan sólo cayó en cuatro de las llamadas (cañas).

En cualquier caso, lo importante de esta jornada, que acabó en toda una fiesta española, es que Nadal ha seguido los pasos del sueco Björn Borg. El nórdico ganó en Roland Garros seis veces, cuatro de ellas de forma consecutiva. Nadal es el segundo tenista que se adjudica la competición en tres ediciones seguidas. El último tricampeón del torneo, el brasileño Gustavo Kuerten, ahora con problemas de cadera, acudió de nuevo a París, aunque esta vez para entregarle el trofeo al jugador balear.

Derecha mágica
Ramón Calderón, presidente del Real Madrid, asistió al partido. Primero se acomodó en el palco central, el de autoridades, y luego se trasladó al que Nadal tenía para sus invitados. El dirigente madridista, que habló de su club, de Capello y de Beckam (no descartó la posibilidad de que ambos sigan en el equipo) había prometido asistir a la final en el caso de que Nadal luchara por el título. (He venido con mi esposa Teresa, porque Rafa es un toro y se lo merece todo), señaló. Para Calderón el partido fue muy bueno, cuando en realidad el duelo discurrió con más sombras que luces.

De nuevo la derecha del de Manacor se transformó en el golpe mágico. Por más que Federer intentó eludir sus tiros hacia la derecha del rival, finalmente se veía atosigado por una acción de ataque inabordable. En realidad, Nadal se mostró seguro y sólido. (Rafa, lo tienes harto), gritó un aficionado situado en la grada norte. La pura verdad. Federer, pese al 6-0 que le aplicó al español en Hamburgo, no se siente con confianza cuando ve en el campo opuesto al manacorense. Generalmente, cuando llega esa situación acaba pagándola.

El tenista suizo dio la sensación, a partir del segundo juego del cuarto set, de estar cansado física y mentalmente. La prueba de que Rafa Nadal acumuló más méritos que su ilustre oponente para ganar está en la cifra de errores no forzados. Frente a los 27 del hispano aparecen los 59, que ya es sumar, del de Basilea. En golpes ganadores, Federer, con 39, aventajó en cinco a su adversario. En ambos jugadores el saque se convirtió en algo así como punto flaco: Federer acertó sólo el 64 por ciento con el primer servicio y Nadal llegó a 77 pero, sin embargo en un momento del tercer set el balear sólo consiguió 123 kilómetros por hora con su saque. Cifras para un choque que sigue haciendo más grande a Rafa Nadal.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS