Domingo, 3 de junio de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Un fiscoirreal
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Más noticias
Fernando Roig llega a un acuerdo con el BBVA para venderle Pamesa
Carmen Iglesias: “Siempre he pensado que el tiempo jugaba a mi favor y he sabido esperar”
La especialización, la clave para trabajar en comunicación
Cuando el trabajador es el propietario
Zapatero quiere ahora que el Parlamento elija a los dirigentes de los reguladores
El Consell prepara medidas para estimular que se concentre la oferta agraria valenciana
Un repaso a las claves del éxito en la innovación
Dejar siempre las puertas abiertas
Encantados en su puesto de trabajo
Nuevos horizontes para la selección de personal
Airbus remonta el vuelo tras sufrir una serie de duros tropiezos
Los inmigrantes autónomos son hoy el doble que en 2001
Una parte de los agricultores deberán cambiar de oficio
El futuro ‘dni’ bancario abaratará las comisiones
Cierval busca mejorar la competitividad de 20 pymes
Lucha contra las marcas
Desde el parqué valenciano
Las pymes frente a la desaceleración económica
El comercio al por menor en la Comunitat crece un 3,6% al año
Los transportistas protestan por la nueva normativa sobre permisos
Gesfesa y UPV crean una cátedra de construcción sostenible
Entrega de diplomas en la Bolsa. La Bolsa de Valencia acogió la entrega de diplomas del curso Bolsas y Mercados Financieros Españoles, organizado por la institución valenciana junto a la Fundación Universidad-Empresa (ADEIT). En el acto participaron, entre otros, el presidente de la Clínica Baviera, Julio Baviera; el presidente de la Bolsa, Ángel Torre, y el rector de la Universitat de València, Francisco Tomás. /José marín
La protección de datos, asignatura pendiente en las pequeñas empresas
Las nuevas tecnologías, aliadas contra la siniestralidad
La formación especializadaen el comercio
Un sector con largo recorrido
La ministra no quiere embalses
Ya llueve sobre mojado
Del cerdo no sirve todo
Un fiscoirreal
Productivay verde
Contratos homologados
El consumo alimentario es de sólo 5,5 € por día

Publicidad
Hacienda ha vuelto a reducir los módulos de la declaración de renta de este año para actividades agrícolas y ganaderas afectadas por circunstancias excepcionales en 2006, pero se engaña de nuevo –y van ya dos veces seguidas– por lo que se refiere al campo valenciano. Sigue sin contemplar numerosas producciones y municipios que se vieron perjudicados el pasado año por adversidades climáticas y crisis de precios en la Comunitat Valenciana. No ha valido para nada el informe de la Unió con las rectificaciones sobre la primera reducción fiscal publicada. Casi todo ha caído en saco roto, porque sólo ha aprobado ahora reducción en hortalizas, lo que ha provocado un gran malestar entre los afectados.

No hay reducción fiscal para la viña, el olivo, la cereza, la fruta de verano, ni los frutos secos, el níspero, el arroz, los cereales y la ganadería afectada por la sequía, crisis sanitarias o bajos precios. Decir que los agricultores valencianos están en crisis no es ninguna novedad porque resulta evidente ante la falta de ingresos. Estamos, sin duda, en muchos de los casos, ante la más dramática situación que se recuerda, porque se arrastra durante varias campañas consecutivas y lejos de mejorar todo parece ir a peor.

Con estos mimbres, muchos agricultores siguen pagando impuestos sobre pérdidas, algo que no ocurre en ningún otro sector económico. Nos hemos hartado de reclamar módulo cero para agricultores y ganaderos afectados por crisis de precios, pero al final todo ha quedado en una rebaja parcial para unos pocos cultivos.

Hay que tener en cuenta que las adversidades climatológicas, las crisis de precios y los problemas sanitarios o de encarecimiento de los inputs provocan año tras año elevadas pérdidas económicas entre los agricultores y ganaderos valencianos, dejando su rentabilidad por tierra. Pese a ello, Hacienda no se hace cargo de la gravedad de la situación y sigue hablando de que el sector va bien, y ha establecido, por ejemplo, que el 16% (módulo ya rebajado) de lo que reciben los citricultores son ganancias, y eso no se lo cree nadie. ¿Hasta cuándo vamos a estar pagando impuestos sobre pérdidas? Hay que adecuar ya la fiscalidad a la realidad actual del sector.

opinión

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS