Miércoles, 30 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
El Bloc justifica el fracaso de Compromís el 27-M en que EU es un partido “en decadencia”
Los nacionalistas reconocen que los resultados no son satisfactorios pero se consuelan pensando que “a Marcos le ha ido peor”
Los nacionalistas reconocen que los resultados no son satisfactorios pero se consuelan pensando que “a Marcos le ha ido peor”
Sólo han pasado dos días desde las elecciones y en Compromís pel País Valencià ya se están tirando los trastos a la cabeza. El Bloc prometió fidelidad a EU y ha garantizado que mantendrá un grupo parlamentario unido en Les Corts. Sin embargo, algunos históricos nacionalistas ya han comenzado a arremeter contra la coalición de Glòria Marcos.

Dirigentes del Bloc de Castellón, como Antoni Porcar o Enric Nomdedéu, que han sido más bien reticentes al acuerdo preelectoral (en el primer caso, directamente en contra), ven ahora que sus premoniciones se han cumplido. La provincia más norteña de la Comunitat ha sido la principal damnificada por el pacto del Compromís. Los nacionalistas han perdido una docena de concejales, entre ellos, uno de los dos ediles que tenían en el Ayuntamiento de Castellón. Al menos, conservan su diputado provincial.

Y eso ha sido, según Porcar, porque EU es una fuerza “en decadencia” desde hace años y, por eso, el Compromís no era “creíble”. La coalición no tenía, en su opinión, ninguna opción de gobernar, como mucho de condicionar algunas decisiones del PSPV. Pero la gente, dice, no quiere esos “apaños”.

Un objetivo cumplido
Para Nomdedéu también es evidente que el pacto ha perjudicado al Bloc en algunos municipios de la provincia de Castellón, y que los resultados no son los que se esperaban. Aun así, la formación ha conseguido dos diputados autonómicos y ha conseguido sumar unos pocos concejales en la Comunitat. El consuelo que les queda, dada el desastroso resultado electoral para la izquierda, es que a EU y al PSPV “les ha ido peor”.

Al menos un objetivo se ha conseguido, que es la “institucionalización” del Bloc, afirmó ayer su secretario general, Enric Morera, ante la Ejecutiva del partido. Y la formación sigue siendo la tercera fuerza municipal de la Comunitat. Pero los resultados son “insuficientes”. Lo que los nacionalistas también tienen claro es que, sin pacto, EU no habría entrado en Les Corts.

El sábado 9 de junio tendrá lugar un Consell Nacional del Bloc, en el que la formación acordará llevar a cabo acuerdos “valencianistas y progresistas” en los Ayuntamientos de la Comunitat en los que han obtenido representación, y tienen posibilidades de gobernar, para contrarrestar la “hegemonía” adquirida por el PP en las elecciones del pasado 27-M.

Sin embargo, lo va a tener difícil si lo que espera es llegar a pactos con EU, ya que a pesar del acuerdo autonómico fue imposible reeditarlo en más de una docena de poblaciones. Ni siquiera en las tres capitales de provincia, donde se hicieron más evidentes las diferencias entre los dos partidos. Aunque en Castellón fue el Bloc el que se negó, en Valencia el grupo de Amadeu Sanchis inició contactos con todos los partidos de izquierdas, menos con los nacionalistas.

Responsabilidades en EU
En la coalición que coordina Glòria Marcos las cosas están peor. La reunión de la permanente ayer fue más bien tranquila, aunque se podría definir como la calma que precede a la tempestad. El sector minoritario, que en ese órgano es la corriente de Esquerra i País, decidió no pedir todavía la cabeza de la coordinadora, pero lo hará este sábado en el Consell Nacional de EU.

Aunque nadie dijo nada, Marcos advirtió de que no renunciaría a su cargo, a menos que se demostrara que tenía una responsabilidad directa en los malos resultados cosechados por la coalición. El secretario de Organización, Ricardo Sixto, advirtió de que sabía quién había trabajado por la coalición.

politica@lasprovincias.es

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS