Jueves, 3 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

GANDIA
Los restos de animales hallados en el Parpalló tienen 12.410 años
Los huesos son de la caza que alimentó a los últimos moradores
Los huesos son de la caza que alimentó a los últimos moradores
El Laboratorio de Datación por Radiocarbono (Carbono 14) de la Universidad de Barcelona ha comunicado a la Diputación de Valencia la fecha de muerte de los animales, hallados en los recientes niveles investigados de la cavidad la Cova del Parpalló, que fueron consumidos por sus últimos moradores. Los expertos datan en hace 12.410 años los alimentos localizados, según informaron fuentes de la corporación provincial.

Hacia finales del Paleolítico Superior, hace más de 12.000 años, la cavidad estaba a punto de abandonarse. “Se encontraba completamente llena de sedimentos, acumulados allí desde hacía unos trece mil años, ya que se comenzó a frecuentar hacia el 25.000 antes de Cristo, fecha en la que establecieron allí su hábitat los primeros Sapiens Sapiens llegados a nuestras tierras tras la extinción de los Neandertales; debido a ese abandono, hubo que buscar otra cueva”, explicaron desde la Diputación.

Comienzo de los trabajos
Comenzada su excavación por la Diputación de Valencia hace, ahora, 78 años, y concluidos aquellos primeros trabajos de investigación en 1931, la cavidad, situada en el término municipal de Gandia, se reveló como uno de los más importantes yacimientos arqueológicos hispánicos y europeos.

En 2001, la Dirección de la Sección de Estudios Arqueológicos de la Diputación de Valencia descubrió una extraordinaria obra de arte grabada en la pared rocosa del Parpalló, un magnífico caballo, reproducción fiel de la fauna circundante hace 16.000 años.

En el año 2002, la Sección reanudó las investigaciones arqueológicas en la zona, paralizadas desde 1931, investigaciones que ha continuado y que le han permitido recuperar grandes cantidades de útiles prehistóricos y obras de arte singulares, así como ingentes cantidades de restos óseos, testimonio de los animales consumidos por aquellos ocupantes de la cavidad.

Del nivel superficial de la misma, ya el exterior, de los últimos años de vida allí, son los restos óseos remitidos a Barcelona por el doctor José Aparicio Pérez, director de los trabajos y cuya datación ha proporcionado la fecha citada, 12.410 años.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS