Lunes, 9 de abril de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Undiano alimenta el temor a los árbitros tras el deseo de Villar
“Por un arbitraje justo”, solicitaba una pancarta de tribuna
“Por un arbitraje justo”, solicitaba una pancarta de tribuna
Undiano hace un gesto durante el partido de ayer.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Más noticias
Alonso devuelve a McLaren a la élite
El Levante empata en casa ante el Betis (1-1) y sigue a salvo del descenso
El Desafío Español, ante su reto final
Morientes volverá al equipo para eliminar al Chelsea de Mourinho
El nuevo héroe
Mejuto se convierte en una de las bestias negras del Valencia
Morientes jugará ante el Chelsea con una protección en el hombro
“Sería un error confiarnos”
El Valencia tira por la borda la jornada más favorable para acercarse al liderato liguero
Demasiada fragilidad
“Los colegiados no se van a equivocar a favor nuestro”
Abel, que dio las consignas por móvil, se atasca en los cambios
Undiano alimenta el temor a los árbitros tras el deseo de Villar
El Madrid se coloca a dos puntos del Barça
El Sevilla no saca partido del pinchazo del Barcelona
El Deportivo consigue una victoria sin brillo
Un gran gol de Trejo, lo mejor de un mal partido
La gesta de Carter y Kidd
El Ros empieza mañana su serie
El Barça gana en Vitoria con un triple agónico de Lakovic
Coma se impone en la categoría de motos del Rally de Túnez
También con McLaren
Alonso: “Agradezco a Pedro de la Rosa todo su trabajo”
Fiesta inglesaa la hora del té
El Tour de Flandes, para Ballan.
Retief Goosen, camino de hacer historia en Augusta
Kelly desafía al frío con su manga corta
El Open se queda sin Chela y Mathieu
Anabel Medina y Virginia Ruano pierden la final de dobles del torneo de Amelia Island
El Alinghi hace mutis por el foro
‘‘Veo a la gente de Valencia muy animada’’
Los españoles empiezan descansando
La Lliga Caixa Popular arranca con una tremenda igualdad
Tarzán, Spitz y Phelps
“No me considero un inmigrante”
El Interviú Boomerang, campeón de la Intercontinental
Visita al patriarcade Correcaminos

Publicidad
Va a ser difícil que un árbitro, en lo que queda de competición, pueda escaparse de la crítica tras la metedura de pata –como así lo han llegado a calificar los directivos granotas– de Ángel María Villar, presidente de la Federación Española, que expresó su deseo de que se salvara el Athletic. A Undiano Mallenco, el Ciudad de Valencia le recibió como a todos, con una mezcla de cierta indiferencia y temor, y le despidió con un cóctel de rabia, indignación e impotencia.

Sólo se observó una pancarta pero que no pasó ni mucho menos desapercibida. En la zona de tribuna, y justo detrás del banquillo levantinista, se colgó una sábana con la siguiente leyenda: “Por un arbitraje justo”.

Es inevitable ahora plantearse si los colegiados le van a echar una mano al Athletic. Una forma de hacerlo es, lógicamente, perjudicar a los equipos que, al igual que el club de San Mamés, luchan por no descender. Y el Levante es uno de ellos. Ayer, en Orriols, se escucharon muchos comentarios sobre esta circunstancia, más aún cuando justo a la hora de juego, y tras una combinación de cierto mérito de ataque granota, Courtois dejaba el balón para la proyección de Rubiales y el lateral zurdo caía tras la entrada de Miguel Ángel. Undiano diría posteriormente que el verdiblanco, cuando tocó al levantinista, el balón ya había sido centrado. Rubiales matizó que el contacto existió antes. La afición protestó lo suyo. Hubiera sido, de haberse señalado y transformado la pena máxima, el 2-0 y posiblemente los tres puntos se hubieran quedado en Valencia. También se habló de unas manos de un jugador del Betis dentro del área. Pero eso quedará en el olvido.

Hasta ese momento, Undiano había sabido más o menos llevar con cierta dignidad la situación, aunque los espectadores estaban alerta. Eso sí, la primera ración de silbidos se los llevó antes de los cinco minutos. Una falta a Rubiales que dejó seguir de manera acertada acabó con un empujón a Ze Maria que no señaló. A partir de ahí, al colegiado no se le pasó ni una, escuchando pitos cuando pasado el cuarto de hora pitó falta a Kapo sobre Juande tras llevarse el balón con cierta comodidad. Todo el banquillo granota se levantó en señal de protesta y Undiano solicitó calma. No va a ser fácil apaciguar a partir de ahora los ánimos granotas.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS