Lunes, 9 de abril de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

FÚTBOL | PRIMERA DIVISIÓN
El nuevo héroe
El gol de Palop frente al Shakthar en la Copa de la UEFA culmina una evolución en el juego del portero
El gol de Palop frente al Shakthar en la Copa de la UEFA culmina una evolución en el juego del portero
El portero valenciano Andrés Palop celebra el gol que acaba de marcar contra el Shakthar Donestk.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Más noticias
Alonso devuelve a McLaren a la élite
El Levante empata en casa ante el Betis (1-1) y sigue a salvo del descenso
El Desafío Español, ante su reto final
Morientes volverá al equipo para eliminar al Chelsea de Mourinho
El nuevo héroe
Mejuto se convierte en una de las bestias negras del Valencia
Morientes jugará ante el Chelsea con una protección en el hombro
“Sería un error confiarnos”
El Valencia tira por la borda la jornada más favorable para acercarse al liderato liguero
Demasiada fragilidad
“Los colegiados no se van a equivocar a favor nuestro”
Abel, que dio las consignas por móvil, se atasca en los cambios
Undiano alimenta el temor a los árbitros tras el deseo de Villar
El Madrid se coloca a dos puntos del Barça
El Sevilla no saca partido del pinchazo del Barcelona
El Deportivo consigue una victoria sin brillo
Un gran gol de Trejo, lo mejor de un mal partido
La gesta de Carter y Kidd
El Ros empieza mañana su serie
El Barça gana en Vitoria con un triple agónico de Lakovic
Coma se impone en la categoría de motos del Rally de Túnez
También con McLaren
Alonso: “Agradezco a Pedro de la Rosa todo su trabajo”
Fiesta inglesaa la hora del té
El Tour de Flandes, para Ballan.
Retief Goosen, camino de hacer historia en Augusta
Kelly desafía al frío con su manga corta
El Open se queda sin Chela y Mathieu
Anabel Medina y Virginia Ruano pierden la final de dobles del torneo de Amelia Island
El Alinghi hace mutis por el foro
‘‘Veo a la gente de Valencia muy animada’’
Los españoles empiezan descansando
La Lliga Caixa Popular arranca con una tremenda igualdad
Tarzán, Spitz y Phelps
“No me considero un inmigrante”
El Interviú Boomerang, campeón de la Intercontinental
Visita al patriarcade Correcaminos

Publicidad
todo el mundo reconoce el papel que desempeña el portero dentro de un equipo. Pero el fútbol ha evolucionado y sus tareas han aumentado notablemente con los años.

Inicialmente, su misión principal consistía en impedir que el balón franqueara la línea de gol. A mediados del siglo XIX, cuando se crean las primeras reglas, se prohíbe a todos los jugadores, portero incluido, el uso de las manos en el juego y no será hasta 1872 cuando se le permita utilizar las manos para atajar la pelota. Más adelante, la implantación del fuera de juego actual –dos defensores entre el primer atacante y la portería–, le llevó a hacer uso de la velocidad para salir y despejar el balón peligroso.

La prohibición de la cesión al portero en 1991 supuso una vuelta de tuerca, ya que le obligó a desarrollar su juego con el pie. Un estudio realizado en la Eurocopa 2000 ya reveló que el 50% de sus acciones fueron ofensivas, de las cuales el 93% se realizaron con el pie.

No era más que el reflejo de una tendencia que se acentuó posteriormente al tomar cada vez más la iniciativa tanto en los golpeos a balón parado –saques de meta, faltas o incluso penaltis– como en movimiento. El largo desplazamiento con el pie sin destinatario concreto es ahora evitado en beneficio de un saque rápido y preciso, bien con la mano o el pie, que inicie el contraataque. Así, el guardameta es concebido ahora como base del ataque de un equipo.

De esta manera, debe juntar tantas características que parece más un superhombre: elasticidad, agilidad, parada, equilibrio, fuerza, velocidad, visión de juego, sentido de la iniciativa, audacia...

Una técnica envidiable
Tanto ha evolucionado su papel que ha dinamitado los clichés del fútbol. Ya no ocupa la portería aquél que menos destreza tiene con el pie y cada vez más guardametas superan a jugadores de campo en cuanto a técnica individual se refiere.

A principios de los ochenta, dos porteros revolucionaron el fútbol español por su juego de pie: el paraguayo Chilavert (Zaragoza), autor del único gol de un portero del club maño en la Liga –curiosamente ante la Real, de penalti– y el colombiano Higuita (Valladolid). El primero fue un especialista en faltas, que le llevó a marcar 62 goles (45 de penalti) en su carrera, mientras que el segundo, que jugaba de arquero líbero muy alejado de su meta, se caracterizó más por sus excentricidades, aunque también marcó 41 goles (37 de penalti). La más famosa de ellas fue el escorpión –despejar un tiro a puerta con los talones, a manera de chilena invertida, golpeando la pelota de espaldas al balón– que realizó en Wembley ante Inglaterra y por el que aún se le recuerda.

El portero va alejándose de su meta y ello, unido a una mejora física y técnica, hace que se incorpore con más frecuencia para iniciar la jugada o efectuar golpes francos. Se empiezan a ver porteros que golean con envíos lejanos al delantero que, tras botar, despistan al meta rival y acaban en las redes. Este fue el caso del gol de Robinson, del Tottenham, al Watford, dos días después del de Palop. Entre los pateadores de faltas, destaca el brasileño Rogerio Ceni, del Sao Paulo, máximo realizador mundial con setenta goles (de penalti sólo 25).

Pero Palop fue más allá, ya que fue uno de los pocos que marcó en el área contraria en jugada. Entre los cabeceadores, emuló con su testarazo al alemán Lehmann, que el 19 de diciembre 1997 marcó en el último minuto el empate del Schalke 04 ante el Borussia, en el que fue el primer gol de un portero en la Bundesliga. Y al italiano Amelia, que en noviembre concedió la igualada al Livorno contra el Partizán en la UEFA al peinar otro centro. Son los exponentes de una generación que convierten al portero en el nuevo héroe del fútbol.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS