Lunes, 9 de abril de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Castellón
El Madrid se coloca a dos puntos del Barça
El equipo de Capello, con Raúl y Robinho como goleadores, muestra una ligera mejoría
El equipo de Capello, con Raúl y Robinho como goleadores, muestra una ligera mejoría
David López persigue a Robinho, autor del segundo gol del conjunto madridista.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Más noticias
Alonso devuelve a McLaren a la élite
El Levante empata en casa ante el Betis (1-1) y sigue a salvo del descenso
El Desafío Español, ante su reto final
Morientes volverá al equipo para eliminar al Chelsea de Mourinho
El nuevo héroe
Mejuto se convierte en una de las bestias negras del Valencia
Morientes jugará ante el Chelsea con una protección en el hombro
“Sería un error confiarnos”
El Valencia tira por la borda la jornada más favorable para acercarse al liderato liguero
Demasiada fragilidad
“Los colegiados no se van a equivocar a favor nuestro”
Abel, que dio las consignas por móvil, se atasca en los cambios
Undiano alimenta el temor a los árbitros tras el deseo de Villar
El Madrid se coloca a dos puntos del Barça
El Sevilla no saca partido del pinchazo del Barcelona
El Deportivo consigue una victoria sin brillo
Un gran gol de Trejo, lo mejor de un mal partido
La gesta de Carter y Kidd
El Ros empieza mañana su serie
El Barça gana en Vitoria con un triple agónico de Lakovic
Coma se impone en la categoría de motos del Rally de Túnez
También con McLaren
Alonso: “Agradezco a Pedro de la Rosa todo su trabajo”
Fiesta inglesaa la hora del té
El Tour de Flandes, para Ballan.
Retief Goosen, camino de hacer historia en Augusta
Kelly desafía al frío con su manga corta
El Open se queda sin Chela y Mathieu
Anabel Medina y Virginia Ruano pierden la final de dobles del torneo de Amelia Island
El Alinghi hace mutis por el foro
‘‘Veo a la gente de Valencia muy animada’’
Los españoles empiezan descansando
La Lliga Caixa Popular arranca con una tremenda igualdad
Tarzán, Spitz y Phelps
“No me considero un inmigrante”
El Interviú Boomerang, campeón de la Intercontinental
Visita al patriarcade Correcaminos

Publicidad
El Real Madrid, con sus problemas y mal juego, se colocó a dos puntos del Barcelona tras vencer a Osasuna, muy mermado por las bajas y el cansancio en la competición europea. El conjunto blanco empezó diferente, con un atisbo de cierta mejoría. Fue un momento fulgurante, que se produjo en los primeros compases del partido, que al Santiago Bernabéu le gustó.

Vio que su equipo sabía jugar al fútbol, que no maltrataba el balón a base de pelotazos. Fue curioso. Los hombres de Fabio Capello circulaban el balón con velocidad y sentido en el encuentro en que ninguno de los organizadores (Gago y Guti) estaban en el césped. Diarra y Emerson eran espectadores de lujo, aunque el malí le ‘dejaba’ al brasileño que se incorporara sin problemas al ataque. La afición blanca, enfrentada con el centrocampista, estuvo compasiva con él y aplaudió (con timidez) alguna de sus acciones.

Fueron más de veinte minutos de intensidad, juego y rapidez. Osasuna se apuntó al festival futbolístico de alto ritmo y empezó a hilvanar jugadas. Los ‘rojillos’ tienen muy bien aprendidos los conceptos del dúo Ziganda-Goikoetxea. Cada jugador sabe a la perfección lo que tiene que hacer y da lo mismo que en el once titular haya seis ó siete cambios. Los navarros contestaron a los blancos con su fútbol de primer toque y desparpajo. David López tuvo el gol con una gran volea, pero se encontró con Iker Casillas.

Salvo este contratiempo, el Madrid estaba en un momento dulce y buscaba el gol. Van Nistelrooy lo intentó con una falta; pero también se topó con Ricardo, su ex compañero en el Manchester United. El Madrid había avisado, pero la hinchada blanca no se podía imaginar que su más odiado futbolista y el más querido fabricaran un gol. Emerson pasó a Raúl, que culebreó para anotar su cuarto gol liguero. Desde el partido en Mestalla hace casi una vuelta, el capitán madridista no anotó.

Letal contragolpe
A partir de ahí, el Madrid fue el de toda la temporada, en ese equipo ramplón y aburrido que espera a que el contrario pierda la pelota para matarlo al contraataque.

Ese era el guión previsto y se cumplió. Los navarros no volvieron a tirar entre los tres palos, aunque achucharon con balones colgados y córners; y el Madrid acabó con Osasuna en un contragolpe de libro. Robinho, participativo en la primera parte e intermitente en la segunda, llevó un contraataque escoltado por Higuaín (sin acierto en el duelo) y Raúl (luchador, como siempre) que acabó en gol gracias a la colaboración de Ricardo. Era la reconciliación de otro brasileño con el Bernabéu.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS