Lunes, 9 de abril de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Castellón
Fiesta inglesaa la hora del té
Todo el equipo McLaren se vistió con una camiseta naranja personalizada para celebrar el histórico doblete conseguido
Todo el equipo McLaren se vistió con una camiseta naranja personalizada para celebrar el histórico doblete conseguido
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Más noticias
Alonso devuelve a McLaren a la élite
El Levante empata en casa ante el Betis (1-1) y sigue a salvo del descenso
El Desafío Español, ante su reto final
Morientes volverá al equipo para eliminar al Chelsea de Mourinho
El nuevo héroe
Mejuto se convierte en una de las bestias negras del Valencia
Morientes jugará ante el Chelsea con una protección en el hombro
“Sería un error confiarnos”
El Valencia tira por la borda la jornada más favorable para acercarse al liderato liguero
Demasiada fragilidad
“Los colegiados no se van a equivocar a favor nuestro”
Abel, que dio las consignas por móvil, se atasca en los cambios
Undiano alimenta el temor a los árbitros tras el deseo de Villar
El Madrid se coloca a dos puntos del Barça
El Sevilla no saca partido del pinchazo del Barcelona
El Deportivo consigue una victoria sin brillo
Un gran gol de Trejo, lo mejor de un mal partido
La gesta de Carter y Kidd
El Ros empieza mañana su serie
El Barça gana en Vitoria con un triple agónico de Lakovic
Coma se impone en la categoría de motos del Rally de Túnez
También con McLaren
Alonso: “Agradezco a Pedro de la Rosa todo su trabajo”
Fiesta inglesaa la hora del té
El Tour de Flandes, para Ballan.
Retief Goosen, camino de hacer historia en Augusta
Kelly desafía al frío con su manga corta
El Open se queda sin Chela y Mathieu
Anabel Medina y Virginia Ruano pierden la final de dobles del torneo de Amelia Island
El Alinghi hace mutis por el foro
‘‘Veo a la gente de Valencia muy animada’’
Los españoles empiezan descansando
La Lliga Caixa Popular arranca con una tremenda igualdad
Tarzán, Spitz y Phelps
“No me considero un inmigrante”
El Interviú Boomerang, campeón de la Intercontinental
Visita al patriarcade Correcaminos

Publicidad
Pasaban las cinco de la tarde, bochorno a manta en Sepang, nubes amigas en el horizonte, y cual reloj de cuco en un cottage de la campiña inglesa, surgió una fiesta. Por supuesto, of course , nada improvisado, sino perfectamente organizado.

Del interior del campamento McLaren irrumpió una colonia de camisetas naranjas. Todos los miembros del equipo habían recogido la prenda, delimitada exactamente con las medidas de la publicidad de la casa y convenientemente alineada por bloques y profesiones, con el nombre de cada integrante de la escudería. La talla exacta para cada cuerpo. Así se organizan las fiestas en McLaren.

Protocolo, corrección y una pulcritud que roza con la perfección formal. En la línea con la impactante presentación del MP4/22 en la Ciudad de las Ciencias y las Artes en Valencia.

Nada escapó al control. El champán no se derramó de las copas. La foto de familia en el garaje guardó la línea, la que delimita el espacio para el aparcamiento del coche en el cambio de neumáticos. “Hasta aquí, hasta aquí”, gritaba el jefe de protocolo entre el frenesí de besos y abrazos para establecer una distancia correcta entre el posado y los fotógrafos.

Llegó Hamilton, se llevó la ovación de la tarde, chocó manos con los integrantes de la primera fila como un jugador de la NBA al salir a la cancha. Salió Alonso y aportó la visión latina del asunto. Se lanzó al asfalto como una pelota, rueda que te rueda, sobre la grasa. Se quedó en un discreto segundo plano Pedro Martínez de la Rosa, al que Alonso elogió en rueda de prensa.

Apareció una bandera de Asturias. Y una inglesa. Y una española finalmente, para redondear el mosaico. Alguien gritó alborozado una especie de hurra, y el coro le siguió dos veces. Los fotógrafos reclamaron una imagen de Hamilton con su padre.

La diplomacia inglesa concedió la petición y la fiesta repentina, coreografiada al centímetro, acabó con unas palabras de Ron Dennis, el patrón.

“Es momento de disfrutar y de seguir concentrados. McLaren siempre ha sido un equipo competitivo, somos un equipo de carreras con historia y una gran compañía detrás. Tenemos pasión por el automovilismo. No nos pusimos nerviosos cuando no llegaron los éxitos. El camino es largo, pero estamos en el buen camino”, manifestó.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS