Lunes, 9 de abril de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

jackson quiñónez atleta
“No me considero un inmigrante”
El vallista nació en Ecuador y logró la nacionalidad española en 2005. En el Europeo ganó la medalla de bronce. La semana pasada estuvo de concentración en Valencia
El vallista nació en Ecuador y logró la nacionalidad española en 2005. En el Europeo ganó la medalla de bronce. La semana pasada estuvo de concentración en Valencia
Jackson Quiñónez, apoyado en unas vallas en el Estadio del Turia.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Más noticias
Alonso devuelve a McLaren a la élite
El Levante empata en casa ante el Betis (1-1) y sigue a salvo del descenso
El Desafío Español, ante su reto final
Morientes volverá al equipo para eliminar al Chelsea de Mourinho
El nuevo héroe
Mejuto se convierte en una de las bestias negras del Valencia
Morientes jugará ante el Chelsea con una protección en el hombro
“Sería un error confiarnos”
El Valencia tira por la borda la jornada más favorable para acercarse al liderato liguero
Demasiada fragilidad
“Los colegiados no se van a equivocar a favor nuestro”
Abel, que dio las consignas por móvil, se atasca en los cambios
Undiano alimenta el temor a los árbitros tras el deseo de Villar
El Madrid se coloca a dos puntos del Barça
El Sevilla no saca partido del pinchazo del Barcelona
El Deportivo consigue una victoria sin brillo
Un gran gol de Trejo, lo mejor de un mal partido
La gesta de Carter y Kidd
El Ros empieza mañana su serie
El Barça gana en Vitoria con un triple agónico de Lakovic
Coma se impone en la categoría de motos del Rally de Túnez
También con McLaren
Alonso: “Agradezco a Pedro de la Rosa todo su trabajo”
Fiesta inglesaa la hora del té
El Tour de Flandes, para Ballan.
Retief Goosen, camino de hacer historia en Augusta
Kelly desafía al frío con su manga corta
El Open se queda sin Chela y Mathieu
Anabel Medina y Virginia Ruano pierden la final de dobles del torneo de Amelia Island
El Alinghi hace mutis por el foro
‘‘Veo a la gente de Valencia muy animada’’
Los españoles empiezan descansando
La Lliga Caixa Popular arranca con una tremenda igualdad
Tarzán, Spitz y Phelps
“No me considero un inmigrante”
El Interviú Boomerang, campeón de la Intercontinental
Visita al patriarcade Correcaminos

Publicidad

Jackson Quiñónez estuvo la semana pasada en Valencia en una concentración de los vallistas españoles. ¿Le gustan estas concentraciones o es muy casero?
–No soy mucho de salir de casa.

–En Birmingham, nada más ganar la medalla de bronce en el Europeo, comentó que no le supo muy bien. Que quizá le daría más valor con el paso del tiempo. Ya ha pasado el tiempo. ¿Y?
–¡Buah, ahora la valoro muchísimo! Cuando uno va a este tipo de competiciones va a por una medalla y aunque gané con una marca muy mala, por eso estaba contrariado, logré una medalla. Esto me suena maravilloso y lo disfruto un montón.

–¿El verano, con el Mundial de Osaka a finales de agosto, cómo se lo plantea?
–Vamos a intentar colarnos en el circuito de Super Grand Prix y Golden League y hacer una buena participación para colocarnos bien en el ranking mundial. Después empezar a soñar con el Mundial. A ver si podemos llegar a semifinales o muchísimo más adelante, una final...

–¿Puede volver a mejorar el récord de España?
–Ese es el objetivo. Ahora tenemos una temporada muy larga que acabará en septiembre. Hay mucho tiempo para hacer un buen récord y luchar por una medalla en el Mundial.

–¿Dónde cree que lo puede dejar?
–No lo sé. Mi preparación es muy diferente a la del año pasado. En 2006 acabé en el Campeonato de España (julio) y ahora llegaré hasta septiembre.

–Su deficiente puesta en acción, su salida, le presenta un buen margen de mejora.
–Mi objetivo principal de este año es mejorar la salida, trabajar la concentración antes y durante la carrera. Ascensión Ibáñez quiere convertir la salida en una de mis virtudes porque es donde ve mayor margen de mejora, que ahí puedo ganar un par de décimas.

–Hay quien dice que el año que viene el Mundial de Valencia, en invierno, quedará eclipsado por los Juegos, que se celebrarán en verano. ¿Usted estará en Valencia?
–¡Claro! Como corremos en casa es una inyección de moral. Intentaremos dar una gran alegría a Valencia y a España con un título o una medalla.

–¿Cómo acaba en España?
–Fue una beca que me concedió la Fundación de Solidaridad Olímpica del COI, la daban a atletas del tercer mundo. Yo había estado antes en Estados Unidos, pero por problemas de idioma regresé a Ecuador. Al ser en España me animé. Vine aquí y competí por el CA Lleida. Lo hice bien y se interesaron varios clubes de primera fila. Después de los Juegos de Atenas pedí la nacionalidad y me la concedieron en 2005.

–¿Es muy diferente su vida de antes a la de ahora?
–Sí. Ahora te miman más porque saben que tienes un futuro por delante para conseguir cosas para el país. Antes tenía que compaginar el atletismo con un trabajo y la ayuda de mis padres.

–¿De qué trabajaba?
–Como monitor deportivo, me encantan los niños.

–¿En Ecuador tuvo una vida fácil o difícil?
–Una vida fácil. Mis padres siempre me han dado todo lo que necesitaba. Lo que pasa es que llega una edad en la que tienes que buscarte la vida.

–¿Viaja a Ecuador con frecuencia?
–Cada vez es más difícil. Yo quiero que se venga mi familia, pero ellos son muy reacios a abandonar su país porque ven Europa muy lejos y muy grande. Ellos prefieren que les envíe vídeos y que les cuente cómo es.

–Dicen que el capital que envían a su país los ecuatorianos que están en España ha reactivado algo la economía. ¿Qué sabe sobre esto?
–Es una de las principales fuentes de ingresos. Los inmigrantes han trabajado mucho para que sus familiares puedan invertir en Ecuador. Pero seguimos estando en la lista de países tercermundistas. Espero que cambie y que no tengan que seguir viniendo aquí a esclavizarse.

–¿Habla con los ecuatorianos que se encuentra por España? ¿Se ve como un emigrante más?
–No tengo mucha relación. Mi situación es totalmente diferente. Yo soy ecuatoriano de sangre y mi familia vive allí, pero yo he ido perdiendo sus costumbres porque mis amigos son de aquí. Mi situación fue diferente y nunca tuve problemas para alimentarme. No he pasado dificultades, pero sí que me he puesto en su piel a veces. Por eso no me considero inmigrante, aunque teóricamente sí que pueda serlo.

–¿Por qué Lleida y por qué Ascensión Ibáñez?
–Lleida porque fue la ciudad que eligió el COI para desarrollar la beca. Y Ascen porque es la persona que apostó por mí desde el primer momento que me vio. Muchos dirigentes y entrenadores no lo hicieron porque carecía de un nivel como el que tengo ahora. Cuando llegué, tenía 19 años y una marca en 110 m vallas de 14.06, cuando los chicos de esas edad corren por debajo de 13.50. Pero ella pensó que mis defectos se podían corregir rápidamente. En el primer año me fui a 13.72.

–¿Siempre ha sido tan agresivo en la pista, tan buen competidor?
–A los atletas de alto rendimiento no nos gusta perder ni a las canicas. Viene un niño y nos quiere ganar y no le dejamos. Ser agresivo es la clave que impongo para intimidar a los rivales. Siempre he sido así.

–Usted empezó jugando al baloncesto. ¿Mantiene esta afición o en España se ha vuelto futbolero?
–Me gusta el fútbol, pero sigo más el baloncesto: la NBA, la ACB, la LEB... Me gusta mucho.

–¿A qué jugadores admira?
–Me encanta el estilo agresivo de Kobe Bryant. También me gustan Garbajosa o Scola.

–A usted le entrena una mujer, algo poco habitual. ¿Usted ha detectado en España si la sociedad es machista?
–No, que va. Ascen se ha hecho un hueco ella misma.

–¿Y el español de a pie?
–Yo creo que no. Es como el racismo, todo va atado a una condición social. Si una persona aporta algo beneficioso deja de ser la persona de tal para convertirse en el señor tal. Si pasa por la calle uno, es el negro de... y si pasa Jackson, pues es Jackson Quiñónez.

–¿Qué es lo que más le gusta de España?
–La comida. El sistema de progreso también, estudian hasta cómo beber el agua para ser mejor. Eso convierte a España en una potencia.

–¿Y lo que menos?
–Que quieren resultados inmediatos. Desde un punto de vista deportivo, veo que apuestan por un sistema que da resultados, pero siempre hay algo que falla y critican al que fracasa. Cuando ocurre eso nadie te viene con anestesia sino a golpes.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS