Domingo, 8 de abril de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

vida & ocio
Laura Ponte,la tripulante 18
La modelo, que aún no se explica de dónde salió la falsa noticia de su embarazo, navegará en el Oracle Racing, uno de los favoritos de la Copa América
La modelo, que aún no se explica de dónde salió la falsa noticia de su embarazo, navegará en el Oracle Racing, uno de los favoritos de la Copa América
Aunque a estas horas descansa junto a su familia en el Oriente asturiano, embarcada en algo tan dudosamente marinero como “una ruta gastronómica”, Laura Ponte está viviendo un momento de lo más náutico y deportivo. El pasado fin de semana viajó a Valencia para asistir al striptease de las quillas de los barcos que competirán en la Copa América y el lunes acudió, en Barcelona, a los Premios Laureus del deporte junto a su marido, Beltrán Gómez Acebo.

Madre de dos hijos, Luis y Laura, que el pasado 1 de abril cumplieron nueve y veintiún meses, respectivamente, la modelo bromea al presumir de haber heredado la capacidad de sincronización de su madre, que los tuvo a ella y a su hermano también en la misma fecha, sólo que a dos años de distancia. Esa exactitud cronométrica combina bien con el nuevo papel de Laura Ponte como imagen de la firma de relojes suizos Girard-Perregaux.

Ponte se prodiga poco, pero dice haber elegido este trabajo “porque me parece algo selecto, elegante y exclusivo. Y al mismo tiempo, me permite compartir un hobby con mi marido, que es aficionadísimo a los relojes. Estas son las pequeñas cosas que actualmente valoro a la hora de aceptar un nuevo proyecto. Tanto o más que la cuestión económica”, precisa la modelo.

Sobrina política del Rey Juan Carlos desde que en septiembre de 2004 contrajera matrimonio con Beltrán Gómez Acebo, hijo de la infanta doña Pilar, Laura Ponte reconoce haber ingresado en una familia “de fuerte vocación marinera”, algo que no es del todo nuevo para ella, “porque siempre ha navegado en Asturias y estoy acostumbrada al mar”.

La novedad es que la modelo está dispuesta a vivir desde dentro la competición de vela más importante del mundo, “aunque sea como lastre”, y ha aceptado ser la “tripulante 18” del barco norteamericano BMW Oracle Racing, de cuyo reloj oficial ella es imagen, en una de las regatas previstas en el marco de la 32ª Copa América, que se celebra en aguas valencianas. “Creo que me embarcaré el 16 ó 17 de abril. Me pondrán atrás y seré la única, the only, mujer a bordo –cuenta divertida–, entre tanto hombre estupendo...”.

Huelga decir que su marido no es celoso. “Los celos –ataja Laura– no entran en este matrimonio. Estamos en tiempos de bonanza y espero que duren al menos diez años más. Lo que me preocupa de verdad es marearme. Nunca me ha ocurrido. Pero he oído que si molestas te tiran al agua sin contemplaciones... En fin, sería humillante. Así que me portaré bien”.

Responsabilidad
Nacida en Galicia, de donde probablemente procede su fino sentido del humor, y criada en Asturias, Laura Ponte saltó de nuevo a los medios hace pocas semanas con la falsa noticia de su tercer embarazo. “Lo curioso es que nadie me llamó para confirmarlo. Lo afirmaron con tal rotundidad que todo el mundo lo dio por hecho, hasta mis cuñadas. Pero si me habéis visto tomarme una copa con vosotras ayer mismo, ¿tan irresponsable me creéis?”, les preguntó Laura a cuñadas y amigas cuando le dieron la enhorabuena.

“En realidad –reflexiona la modelo–, sería irresponsable y hasta peligroso traer otro hijo al mundo, exponiéndome a una nueva cesárea. Poco me aprecian algunos que quieren verme ya con tres, y tan seguidos... Nunca me he explicado de dónde salió ese rumor. Quizá de haber posado con una camiseta ceñida que hizo el efecto tripa. En cualquier caso, prefiero que me atribuyan unos kilitos de más a que me inventen un embarazo”.

La modelo, que en junio cumplirá 34 años, afirma tajante que no volveremos a verla sobre una pasarela. “Me bajé hace tiempo y no me pienso volver a subir. No me gusta esa exposición tan directa. Lo mío es posar en tres cuartos o plano americano. Todo con tal de no hacer dieta”, dice riendo. Y, ya más seria, cuenta que ahora está involucradísima en la Fundación Cadete, que se ocupa de niños con todo tipo de minusvalías. “Pronto volveréis a saber de mí –amenaza–, porque haremos una función de teatro y necesitaré apoyo”.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS