Jueves, 22 de marzo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
BBC
En el mundo civilizado pasan cosas que producen una extraña impresión a mitad de camino entre la admiración y el pasmo. Noticia de ayer: la cadena pública de la Pérfida Albión, la BBC, acaba de suspender su portal educativo BBC Jam. Primera reacción: ¿Una cadena de televisión con un portal educativo? Aquí sería inconcebible. En Gran Bretaña, no: la cadena asume entre sus funciones las de “informar, educar y entretener”, la BBC disponía de un portal de Internet que servía los planes de enseñanza y que contaba ya con 170.000 usuarios entre los cinco y los dieciséis años. ¿No es impresionante -y envidiable? Segunda reacción: ¿Y por qué han cerrado BBC Jam? La BBC ha cerrado su portal educativo porque el sector privado de la enseñanza se quejó a la Comisión Europea de que esta práctica lesionaba sus expectativas de mercado. Evidentemente, si por Internet te dan gratis lo que otros cobran, es lógico que elijas la vía gratuita. Lo notable es que la Comisión Europea se haya puesto del lado de los reclamadores antes que del lado de los ciudadanos. Digo que es llamativo porque todos sabemos ya cuánto mandan los que cortan el bacalao. Pero dejemos aparte este aspecto del asunto y vayamos a la causa de estupefacción: ¡Una cadena pública con un portal educativo! Es el sueño de la tele-educación que ya nadie se atreve a mencionar en España porque basta ver diez minutos de nuestra tele para disipar cualquier esperanza. Entre las innumerables cosas que aquí están en mantillas hay una que guarda cierta relación con este asunto de la tele-educación: lo que en Gran Bretaña (y en los Estados Unidos) se llama home school y que consiste en que usted enseña a sus hijos en su casa, y no en el colegio, y después el Estado los examina y certifica su aptitud. Esta práctica de “escuela en casa”, en España, suena a cosa de hippies y así, pero en Gran Bretaña es bastante utilizada por familias -por ejemplo, católicas- disconformes con el tipo de educación que se da en el sistema de enseñanza. Examínese el asunto a la luz del debate que la otra noche ofrecía el Enfoque de La 2 sobre la asignatura de “Educación y ciudadanía” y se verá que la iniciativa tiene muchísimas ventajas. El caso es que el servicio de BBC Jam servía, entre otras cosas, para que los ciudadanos dispusieran por su propia cuenta de los planes de estudios de todo el Reino Unido; una especie de eficacísimo self-service educativo. El día que tengamos estos problemas, podremos hablar de progreso. De momento, estamos en el “polígrafo”.

JOSÉ JAVIER ESPARZA

EL INVENTO DEL MALIGNO

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS