Lunes, 12 de marzo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

SUCESOS
Muere al caer a la Acequia Real del Júcar tras quedarse sin gasolina en la autovía
El conductor trataba de llegar a pie a una gasolinera por la noche y no vio el canal
El conductor trataba de llegar a pie a una gasolinera por la noche y no vio el canal
El infortunio y la muerte se dieron la mano en la madrugada de ayer en la autovía de Albacete a su paso por el término de Alberic.

El picador Antonio Ladrón de Guevara Dávila, de 59 años de edad, perdió la vida al caer a la Acequia Real del Júcar, que se encuentra vacía por estas fechas, cuando intentaba llegar a pie a una gasolinera de la autovía de Albacete.

El trágico accidente ocurrió sobre la una y media de la madrugada. El coche en el que circulaban la víctima y un compañero de cuadrilla, Valentín Arenas Sánchez, se quedó sin gasolina, por lo que el picador se dirigió caminando a una estación de servicio cercana tras cruzar la vía.

Una caída desde cinco metros
Pero la oscuridad de la noche le impidió ver el canal situado junto a la antigua carretera Nacional 430. Antonio Ladrón de Guevara cayó desde una altura de cinco metros. El impacto fue brutal. El hombre sufrió heridas muy graves.

Sus gritos de dolor alertaron a su compañero, que acudió de inmediato en auxilio del picador. Valentín Arenas intentó tranquilizarlo con palabras de ánimo y corrió a la gasolinera para pedir ayuda.

Desde la estación de servicio llamaron al teléfono de urgencias 112. Segundos después, el Centro de Coordinación de Emergencias movilizó a la Policía Local de Alberic, Guardia Civil, SAMU y un equipo de salvamento de los bomberos de Alzira.

Los esfuerzos de los servicios de emergencia parecían infructuosos, pues la voz y la vida de Antonio Ladrón de Guevara se iban apagando conforme pasaban los minutos.

Minutos que parecían horas para el compañero del picador. Valentín Arenas contempló con gran tristeza cómo el personal sanitario no conseguía reanimar a su amigo.

Tras ser rescatado por los bomberos, los sanitarios practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar a la víctima. Pero ya era demasiado tarde. El corazón de Antonio Ladrón de Guevara había dejado de latir.

Poco después, el cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Valencia para realizarle la autopsia.

Regresaba a Valencia
El accidente se produjo cuando el picador regresaba a Valencia tras participar en una corrida de toros en El Bonillo, en Albacete.

Antonio Ladrón de Guevara formaba parte de la cuadrilla del torero Antón Cortés, quien se encuentra muy apenado tras enterarse de la fatal noticia.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS