Miércoles, 7 de marzo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Alzira
El constructor sigue con el derribo de las casas de Alzira porque tiene licencia desde diciembre
José Andrés recurre el decreto de paralización y recalca que ninguna de las viviendas está protegida por el PGOU
José Andrés recurre el decreto de paralización y recalca que ninguna de las viviendas está protegida por el PGOU
La rocambolesca historia del derribo de tres casas del siglo XVIII en la plaza Mayor de Alzira continúa generando polémica.

El constructor, José Andrés, se defendió ayer de las acusaciones que se han vertido contra él y mostró los documentos donde por parte de los técnicos municipales se le informa que ninguno de los tres edificios está catalogado, sólo estaban protegidos dos lienzos de azulejos ‘‘que retiré con todo esmero para darlos al Ayuntamiento’’, aclaró el constructor.

Andrés presentó ayer un recurso contra el decreto de paralización de una de las viviendas que el Consistorio pretendía conservar.

Sin embargo, en la obra estaba colgado la licencia de derribo de estas casas, entre ellas la que el Consistorio quería proteger durante las últimas semanas, con fecha de 27 de diciembre de 2007.

‘‘Tenemos la licencia otorgada desde diciembre, y ahora el viernes nos mandan un decreto de paralización aduciendo que no teníamos licencia, esto es increíble’’, lamentó José Andrés.

El promotor también recalcó que continuaba el derribo ‘‘por motivos de seguridad, yo no puedo esperar que se desprenda alguna parte de las fachadas y ocurra alguna desgracia. Ahora, si el Ayuntamiento se hace cargo es otra cosa, algo que por ahora no me ha comunicado’’.

Así, ayer continuaban las labores de derribo y en la casa de más valor, el número 22, sólo quedaba la planta baja y el primer piso.

Reunión con la alcaldesa
El constructor continuará con el ‘‘saneamiento’’ del lienzo de las casas ‘‘hasta garantizar la seguridad y luego lo vallaré hasta pasar las fiestas, aunque continuaremos con el trabajo de derribo del interior de las viviendas’’, explicó.

De todas formas, hoy, la alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, mantendrá una reunión con José Andrés para analizar este tema urbanístico.

Por otra parte, cabe recordar que la Asociación Cultural Gaspar Dies lamentó que se derribarán ‘‘los únicos elementos arquitectónicos del siglo XVIII que quedan en la plaza Mayor de Alzira’’.

La asociación también denunció que mientras se estaban realizando las labores de derribo ‘‘nadie del Ayuntamiento había supervisado la obra’’. Miembros de esta entidad, entre ellos el profesor Vicent Guerola, recuperaron algunas piezas cerámicas del siglos XVIII y XIX proveniente de estas obras.

Esta asociación también denunció en su día el derribo de una casa señorial en Alberic donde habían unas importantes y valiosas pinturas murales del siglo XIX. Este edificio tampoco estaba protegido en el PGOU de esta población.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS