Sábado, 3 de marzo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Victoria histórica del Aguas de Valencia ante el Breogán que permite soñar ya con el play-off (88-78)
Lleno histórico en el pabellón con un público entregado en una nueva exhibición del equipo de Cantó
Lleno histórico en el pabellón con un público entregado en una nueva exhibición del equipo de Cantó
El Aguas de Valencia doblegó ayer sin piedad al Breogán (88-78).

Aguas de Valencia: Jorge Jiménez (13), Alex Burgos (15), Zach Morley (18), Juan Sanguino (12), Emiliano Morales (5) -cinco inicial- Eric Sánchez (4), Alex Loughton (21), Javi Rodríguez (0) y Rafa Granollers (0) y Joan Salom (0).

Leche Río Breogán: Diego Ciorciari (6), Héctor García (3), Harper Williams (10), Adrián García (8), Quentin Smith (9) -cinco inicial- Malik Dixon (12), Devin Davis (15), Francesc Sabaté (0), Adrián Núñez (3), Giorgios Dedas (5) y Alfonso Reyes (7).

Parciales: 21-20; 20-21; 26-16; 21-21.

Arbitros: San Cecilio Cejuela y Avilés Antón. Eliminaron por cinco faltas personales al jugador del Aguas de Valencia Juan Sanguino.

Incidencias: Lleno histórico en el pabellón municipal de Gandia con 1.500 personas abarrotando las gradas. Se homenajeó al equipo femenino por su título de liga.

Era el más difícil todavía. Se trataba de ganar al Breogán, de ofrecer otro bocado de buen baloncesto a un público ya entregado y que anoche no salió defraudado. Fue otra noche mágica, otra página de oro, otro festival de los chicos de Isma. Fue otro banquete de baloncesto de alto nivel.

Ganarle al Breogán traerá cola. Para empezar porque la permanencia está en el bolsillo, pero sobretodo porque habrá un antes y un después. Es la tercera victoria consecutiva. Se empata con el conjunto lucense, se le supera en el basket-average y ya no hay reparos en reconocer que el play-off está al alcance de la mano. Es un sueño.

También lo era ver al Aguas ante un equipo histórico y comprobar como Jiménez y Eric anulaban a Dixon, como Burgos secaba a Héctor García o como el cuarteto Sanguino-Morales-Morley-Loughton, se fajaba de verdad frente a las estrellas del juego interior rival: Williams, Reyes, Davis y Smith. Fue una explosión de fuerza física, pero también mental.

Isma volvió a aplastar a su adversario en la pizarra. Primero secando a sus hombres clave, luego corrigiendo el agujero en la zona inicial con Smith y al final, superando una zona 1-2-1 que apenas inquietó al principio pero que acabó hecha añicos con los triples del australiano, de Jiménez y de Burgos. Fue en el tercer cuarto. Allí se gestó la hazaña. Antes, la igualdad fue máxima 14-14, 20-20, 39-39, hasta que se rompió el equilibrio desde el perímetro, 56-46, minuto 26. Luego fue nadar y guardar la ropa, con algún alarde de Morley y Loughton que acabaron por encender a un público que ya sabe lo que tiene en casa.

Cantó, brazos en alto, pidió que el público se pusiera en pie a falta de 9 segundos. Ya es un ídolo..

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS