Sábado, 3 de marzo de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

la safor
PSPV y PP prometen comprar el marjal de Gandia pese a que ya se hace desde 2005
Bloc-EV pide al alcalde que intensifique el plan esta legislatura destinando fondos de los presupuestos
Si esta semana PP y PSOE lanzaban su gran promesa electoral, comprar el marjal de Gandia para convertirlo en parque natural, el portavoz del Bloc-EV, Josep Miquel Moya, les recordó que es un proyecto que ya comenzó en 2005. En los presupuestos de ese año y del siguiente se reservaron fondos y se empezaron a adquirir parcelas.
A la idea de comprar el marjal de Gandia le ha salido un nuevo padre, el Bloc-EV. Su portavoz en el Ayuntamiento, Josep Miquel Moya, fue ayer el último en salir a la palestra para demostrar que la idea salió de su grupo municipal, ya que, tal y como está reflejado, este proyecto iba incluido en su programa electoral de los anteriores comicios. Y no sólo fue una promesa, como ocurre ahora con el PP y el PSPV, sino que el proyecto ya está en marcha.

El primer compromiso de los econacionalistas fue iniciar una reserva presupuestaria anual orientada a la compra de parcelas en el humedal, actuación que, según explicó Moya, ya se inició en 2005. En los presupuestos de ese año y del siguiente se reservaron sendas partidas del capítulo de inversiones en concepto de ‘compra de marjal’, por valor de 200.000 y 300.000 euros respectivamente.

Por ello, “nos desconcierta ahora la propuesta del alcalde Orengo para prometer algo que ya se está haciendo, aunque es cierto que no con la intensidad que se debería”, apuntó. Porque de hecho, ya se han comprado algunos.

Según recordó el edil, su programa electoral de 2003 hablaba de “redactar un plan de ordenación de los parques naturales” y un “plan de usos del marjal” desde el punto de vista conservacionista y economicista, sin perjudicar los intereses de los propietarios de los terrenos, pero teniendo como finalidad última la titularidad pública del humedal.

Esta misma semana, y coincidiendo en el día, el candidato socialista y actual alcalde, José Manuel Orengo, y el cabeza de lista del PP, Arturo Torró, presentaron su gran apuesta medioambiental para la próxima legislatura: comprar el humedal y convertirlo en parque natural público. Los métodos de hacerlos, difieren considerablemente entre uno y otro.

Concretamente, las demandas del Bloc-EV se clasifican en cinco puntos. Los dos primeros hacen referencia a la consignación económica para la compra de más suelo, dentro del marjal y agrícola.

Éste último tiene una intención clara: permutar las propiedades del humedal por los nuevos terrenos que adquiera el Consistorio, ya que, según Moya, “la mayoría de propietarios tienen una verdadero vínculo con la tierra, y no intereses especulativos”. Así se protegerían dos espacios, el marjal y el resto de suelo agrícola. “Es más sostenible y económico”.

El término municipal cuenta con millones de metros cuadrados de suelo clasificado como agrícola, por lo que no sería difícil, como por ejemplo, toda la zona excluida de la urbanización de Marxuquera.

El tercer y cuarto punto insta al Ayuntamiento a pedir al Ministerio de Medio Ambiente que aumente en cien metros la zona de servidumbre de la playa de l’Ahuir y posteriormente lo compre.

En quinto lugar, iniciar conversaciones con los propietarios de tierras en la zona de l’Ahuir, actualmente calificada como urbanizable, para “cerrar acuerdos urbanísticos y poder permutar sus parcelas por suelo agrícola o derechos urbanísticos”.

Y por último, abrir el proceso de desclasificación de todo el sector de l’Ahuir, modificando el Plan General de Ordenación Urbana y suspendiendo las licencias actuales.

“Así sí que se demostrará una voluntad clara de preservación de nuestros espacios naturales”, apuntó Moya.

La intervención de Josep Miquel Moya ayer supuso un reto para el gobierno municipal: “Orengo dijo: ‘si soy alcalde daré valor económico al marjal’. Ya es alcalde, y tiene una responsabilidad de gestión, por lo que su propuesta no debería ser una promesa electoral para futuras legislaturas, sino una realidad porque cuenta con los instrumentos políticos y de gestión para hacerlo, y tiene mayoría, porque el Bloc-EV se la da”.

Con estas palabras, el regidor nacionalista instó al primer edil a iniciar ya ese proyecto y no esperarse a después de elecciones, es decir, intensificar lo que se comenzó hace dos años para demostrar así “esa voluntad e interés” de preservar el patrimonio natural del municipio.

Y que mejor ocasión para ello que los presupuestos de 2007, que ya se están preparando. Moya propondrá formalmente que se destine una partida importante para la adquisición de terrenos ya que “es una idea aplaudida por todos y que será aprobada por unanimidad”, añadió.

lasafor@lasprovincias.es

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS