Martes, 20 de febrero de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

economía
La india Tata quiere ser la primera marca de coches baratos en España
El importador de la marca asiática pondrá a la venta una gama de modelos ‘low cost’ a partir de 6.000 euros
El importador de la marca asiática pondrá a la venta una gama de modelos ‘low cost’ a partir de 6.000 euros
En el convulso y competitivo mercado del automóvil, en el año 1994 aparecieron en nuestro mercado los primeros coches de la marca india Tata, de la mano de la importadora Nissho Motor España. El pasado año el grupo Bergé adquierió el total del accionariado de esta sociedad y los vehículos Tata comienzaroon a hacerse visibles en nuestra carreteras, en especial el todoterreno ‘Grand Safari’ y las berlinas ‘Indica’ e ‘Indigo’.

Hasta el momento la progresión de esta marca india ha sido lenta o quizá prudente, situación que puede cambiar radicalmente, primero por el empuje que la nueva gestión de la importadora está dispuesta a dar a todas las acciones de promoción y venta de los actuales modelos y los que están a punto de llegar al mercado y, muy especialmente, por el impulso que este potente grupo industrial está experimentando a nivel internacional, con importantes acuerdos estratégicos y tecnológicos con Fiat.

Lo primero que quizá habrá que decir es que Tata es uno de los principales grupos empresariales de la India, que está formado por 96 empresas que operan en sistemas de información y comunicación, ingeniería, materiales, servicios, energía, productos de consumo y química, con unos ingresos en el periodo comprendido entre 2005 y 2006 de 21.900 millones de dólares, lo que equivale al 2,8% del producto interior bruto del país.

El director general de Nissho Motor España, Eduardo Divar, ha dicho: “La compañía quiere abrir un hueco dentro del competitivo mercado español para una marca emergente como Tata, con sus particularidades y sus requerimientos específicos para unos clientes también específicos. Queremos ser la primera marca emergente del mercado español de automóvil”.

Estas contundentes palabras tienen su reflejo en los ambiciosos objetivos de la marca en España, con la meta puesta en pasar de un volumen de ventas de 2.485 unidades en 2006 a 4.626 unidades en 2007, lo que representará un incremento del 86,13%.

Publicidad agresiva
Para alcanzar este logro, pondrán en funcionamiento unos agresivos planes de comunicación que, con un tono reivindicativo, amable y notorio, venderán la idea de que lo mismo que existen líneas aéreas y compañías de servicios, que ofrecen sus productos bajo el lema inglés de ‘low cost’ (bajo coste), también puede existir un automóvil para todos, que cubra todas las necesidades de movilidad y cuya principal motivación de la compra sea su favorable equilibrio de valor por dinero. Su primer nivel de precio arrancará en los 6.000 euros, con el contundente mensaje de que un coche bien equipado no tiene que costar más.

Para poner en práctica toda esta estrategia Nissho Motor España cuenta con una red que, a comienzos de 2006, contaba con 51 concesionarios, que se ampliará hasta los 66 al finalizar 2007. Como público objetivo, podrán un especial interés en los jóvenes y para ello tienen previstas acciones en las universidades españolas.


 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS