Domingo, 4 de febrero de 2007
Registro Hemeroteca

en

ESPAÑA

Castellón
Miles de personas se manifiestan en Madrid contra la negociación del Gobierno con ETA
Las víctimas del terrorismo reclaman la disolución total de la banda y que Zapatero no vuelva a dialogar
La séptima protesta contra ETA en los tres últimos años discurrió ayer en Madrid bajo el lema ‘Por la libertad. Derrotemos juntos a ETA. No a la negociación’. Convocada por el Foro de Ermua, congregó a decenas de miles de personas en una multitudinaria manifestación que recorrió parte de la principal arteria de la capital. Fue arropada, aunque en menor dimensión, por diversas convocatorias en Barcelona, Coruña, Pontevedra, Vigo, Las Palmas e Ibiza. De forma casi paralela a la marcha de Madrid, otra concentración tuvo lugar en Bilbao, convocada por el obispo Ricardo Blázquez, quien exigió a ETA que desaparezca. Zapatero no quiso referirse ayer a la banda y Rajoy reclamó que no se negocie con los asesinos. Miles de personas, 181.201 según la Delegación del Gobierno y un millón y medio, según la Comunidad de Madrid, exigieron ayer en la capital de España la “derrota” de ETA y rechazaron cualquier diálogo con la banda en una manifestación convocada por el Foro Ermua a la que asistió la plana mayor del Partido Popular.
Decenas de miles de personas se manifestaron ayer por las calles del centro de Madrid para exigir la “derrota de ETA”, condenar la estrategia antiterrorista del Gobierno y rechazar cualquier negociación con la organización terrorista.

La Delegación del Gobierno cifró en 181.201 los asistentes a la manifestación y la Comunidad de Madrid elevó esta cifra a un millón y medio de personas. En la manifestación convocada el 13 de enero por la Federación Española de Asociaciones de Residentes Ecuatorianos y UGT y CC. OO. asistieron 175.000 personas, según la Delegación del Gobierno, y 210.000, según la Comunidad de Madrid . Ambas marchas efectuaron el mismo recorrido.

La dirección del PP respaldó la convocatoria del Foro de Ermua, que también fue secunda por Ciutadans de Catalunya, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y 145 asociaciones estudiantiles, sindicales y civiles, entre ellas 35 colectivos de inmigrantes europeos, africanos y americanos.

La segunda gran marcha en Madrid tras la ruptura del alto el fuego con el atentado del 30 de diciembre desembocó, como ya ocurrió en las cinco movilizaciones anteriores convocadas por la AVT, en una protesta contra la política antiterrorista del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. A pesar de que los responsables de Foro de Ermua habían pedido a la ciudadanía que durante manifestación no se criticara al Ejecutivo, los gritos de “Zapatero embustero”, “Zapatero dimisión”, “Zapatero, las víctimas primero”, “España merece otro presidente”, ”Son asesinatos no son accidentes”, en alusión al lapsus del presidente del Gobierno, y carteles con lemas como “Necesitamos otro presidente porque ZP miente”, “ZP quién está detrás del 11-M” se dejaron oír y ver a lo largo de los 800 metros que separan la Plaza de Colón y la Puerta de Alcalá.

Banderas españolas
Fue el mismo recorrido de la manifestación convocada hace tres semanas por las centrales sindicales UGT y CC.OO. y la Federación Nacional de Asociaciones de Ecuatorianos en España (Fenade), tras el asesinato en Barajas de Diego Armado Estacio y Carlos Alonso Palate. Tal y como estaba previsto, ningún representante del Gobierno y de las organizaciones gremiales acudió a la marcha. Sí acudió, aunque a título personal, la eurodiputada socialista Rosa Díez acompañada de un grupo de militantes de Unificación Comunista de España. Desde primeras hora de la tarde, centenares de personas de fuera de Madrid tomaron las inmediaciones de la Plaza de Colón. Llegaron a bordo de los cerca de 300 autobuses fletados por el PP, la AVT y el Foro desde las 54 capitales de la península. Un mar de banderas de España, alguna preconstitucional y también de algunas autonomías, inundaron la ciudad.

Muchos de los congregados portaban carteles con fotos de víctimas del terrorismo y otros con el logotipo del foro con los lemas: “¡Nunca más negociar con ETA!”, “¡Juntos derrotaremos a ETA!”, “¡Negociar es claudicar! ¡Por la libertad, ETA no!”, “Negociación, en mi nombre no”, o “La libertad ni se negocia”. También fueron incesantes las consignas coreadas por la multitud, entre ellas “¡Qué barbaridad, qué barbaridad, ponen una bomba y quieren negociar!” y “A ETA se le vence, no se le convence”. El acto se inició con la suelta de 25.000 globos rojos y amarillos, celebrado con gritos de “España. España” y una cerrada ovación. La manifestación partió encabezada por dos pancartas: una menor portada por los jóvenes del Foro con la leyenda “Con nuestro futuro no se negocia” y la principal que rezaba “Por la libertad. Derrotemos juntos a ETA. No a la negociación”. Tras la pancarta central se situaron miembros del foro, como su presidente, Mikel Buesa, y Mikel Azurmendi o Fernando García de Cortazar; víctimas del terrorismo, como los familiares de Miguel Ángel Blanco; y miembros de la AVT. Después desfiló la plana mayor del PP. La representación de los populares fue muy nutrida y aplaudida. Con Mariano Rajoy y el ex presidente Aznar a la cabeza, participaron entre otros, Fraga, Acebes, Zaplana, Aguirre, Ruiz Gallardón y Camps.


Continúa en la página siguiente

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS