Miércoles, 31 de enero de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

COMPROMISO POR NUESTRO PATRIMONIO
Los frescos de la Catedral estarán a la vista para el público en diez días
Las piezas de la bóveda barroca permanecerán en un almacén del templo
Los frescos renacentistas de la Catedral de Valencia estarán a la vista del público en diez días. Para poder inaugurar las pinturas hoy comenzarán a retirar los andamios utilizados para desmontar las piezas de la bóveda barroca, que de momento permanecerán en un almacén del templo hasta que se decida su ubicación.
Los frescos renacentistas de la bóveda de la Catedral de Valencia podrán ser contemplados por el público en diez días. Las pinturas que encargó Rodrigo de Borja en 1474 volverán de este modo a poder ser admiradas por los valencianos tras permanecer ocultas desde 1674, fecha en la que se produjo la reforma barroca de la Catedral y que ocultaron estos frescos.

Las obras de los pintores italianos Paolo san Leocardio y Francesco Pagano son una de las pocas muestras de Renacimiento italiano que existen en la Comunitat Valenciana.

Para que todo este preparado para la fecha señalada, hoy comenzarán a desmontarse los andamios, que fueron instalados hace dos años con motivo de la restauración del altar mayor de la Seo.

A día de hoy no se conoce el tipo de acto que se realizará para mostrar los ángeles del siglo XV del que se encargará la Catedral ni que autoridades asistirán al mismo. En la actualidad un equipo técnico está realizando pruebas de iluminación para instalar una luz especial que realce las pinturas pero respetando su estado de consevación.

De momento las piezas de la bóveda barroca permanecerán en un almacén de la Catedral hasta que la Iglesia decida su nueva ubicación, ya que esta es la legitima propietaria de ese valioso patrimonio.

Según expertos en la materia las piezas no han sufrido daño alguno durante las labores de retirada y se encuentran en perfecto estado.

Estudio de soluciones
Por su parte el Consell Valencià de Cultura (CVC) ha manifestado que no se muestra satisfecho con la forma en la que se ha tomado la decisión de sacar a la luz la bóveda renacentista.

“Queríamos buscar una solución que tuviera una dosis de imaginación. Mirar más posibilidades tecnológicas para no dañar ni las piezas barrocas ni las renacentistas”, señaló Jesús Huguet.

“Pensamos en distintos medios a través de los que se pudiera observar los frescos del siglo XV como la superposición de imágenes o mediante ojos ópticos”, indicó. Además el CVC no entiende por qué no se ha tenido en cuenta su opinión. “El día 18 y 19 de este mes se celebró una reunión sobre el tema de la bóveda, de la que tuvimos noticias por los medios. Y el día 24, días después del encuentro, recibimos la invitación”, afirmó. “Nosotros queríamos ser un punto de reunión en el que buscar una solución entre todos. Únicamente buscamos el beneficio de los valencianos”. Para este órgano consultivo del Gobierno valenciano lo más importante es “saber qué hacer con la bóveda barroca” y ver el estado de las piezas que se han desmontado.

“La decisión de la futura ubicación es de la Iglesia, pero resultará extraño ver la bóveda fuera de la Catedral. Tal vez un museo catedralicio sería un buen sitio para las piezas barrocas”, señaló Huguet.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS