Domingo, 14 de enero de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Valencia
Francisco Benlloch, un gobernador que hizo historia, tendrá de nuevo una calle en la localidad
Pueblo agradecido, además de hospitalario, Llombai le dedicará hoy una calle a quien hace 250 años fuera gobernador del Marquesado, Francisco Benlloch, autor además del manuscrito fechado en 1756, en el que hace una minuciosa descripción de las tierras borgianas; una obra llevada a la imprenta en 1975 -hoy agotada- y desde entonces fuente de consulta de historiadores, profesores y estudiantes, así como amantes de lo autóctono. Lo curioso es que ésta es la segunda vez que se descubre la placa que da nombre a la calle. Como el hecho no deja de ser sorprendente, aclararemos lo que pasó…

Corría 1972, año del cuarto centenario de la muerte de San Francisco de Borja. Desde el 2 de septiembre y por espacio de doce meses se sucederían los actos conmemorativos de la efeméride. A lo largo de este período los llombaínos (como también los habitantes de los otros dos pueblos hermanos, Alfarp y Catadau) fueron testigos de importantes eventos, como el concierto que la Orquesta de Cámara Mozart, de Salzburgo, ofreció en el teatro Unión Marquesado; exposición en el Museo Parroquial de la bula original del Papa Paulo III, de 3 de diciembre de 1544, por la que se constituye en parroquia la iglesia del convento de dominicos que fundó el santo gandiense; Salón Nacional de Pintura, en el que participaron artistas de toda España; clamoroso recibimiento de las reliquias del santo marqués que, procedentes de Madrid, llegaban por primera vez a la histórica villa; inauguración de la Escuela Familiar Agraria La Malvesía, así como de las obras de alcantarillado y asfaltado de todas las calles, nuevo alumbrado público, fuente de la plaza de la Cruz…

La visita de la marquesa de Llombai para presidir las solemnidades del centenario fue inolvidable, junto al arzobispo José María García Lahiguera, y otras personalidades. Y cerrando los actos, el 6 de octubre de 1973 era inaugurada la calle de don Francisco Benlloch.

Pero he aquí que seis años después, en 1979, el primer Consistorio de la democracia –con mayoría de izquierdas- tomaba la decisión de suprimir tal denominación. Y ahora, transcurridos 34 años, la actual Corporación –con mayoría del PP- le devuelve la placa rotuladora a aquel gobernador y fiel servidor de la Casa de Gandia que, con su bien cortada pluma, supo hacer historia.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS